Virus de “El Mayaro” y la Fiebre Amarilla Avanzan a Chiapas: Secretaría de Salud

2625
Virus de “El Mayaro” y la Fiebre Amarilla Avanzan a Chiapas: Secretaría de Salud
Virus de “El Mayaro” y la Fiebre Amarilla Avanzan a Chiapas: Secretaría de Salud

 

Tapachula, Chiapas. Marzo 22.- Tal y como lo dio a conocer el rotativo EL ORBE en un reportaje publicado el 24 de abril del año pasado, los virus que producen las enfermedades de “El Mayaro” y la “Fiebre Amarilla”, ambas letales, amenazan con llegar irremediablemente a territorio mexicano a través de la frontera sur.
Esté miércoles, el secretario de Salud del Estado, Francisco Ortega Farrera, sostuvo en entrevista que la dependencia a su cargo ya se encuentra trabajando en el fortalecimiento de las acciones preventivas en la Frontera Sur, ante el riesgo de la llegada de las dos enfermedades, transmitidas por el mosco Aedes Aegypti.
En el marco de la Primera Reunión de la Red de Municipios por la Salud de Chiapas, celebrada en ésta ciudad, el funcionario estatal reconoció que en éstos últimos años “hemos sufrimos el azote del dengue, chikungunya y el zika”, los cuales han sido controlados mediante una gran coordinación entre las autoridades de los tres niveles del gobierno y de la propia sociedad.
Por lo mismo, dijo, ante éste nuevo escenario, se tienen que fortalecer los trabajos de prevención que se han venido realizando recientemente.

Que Es El Mayaro Y La Fiebre Amarilla
El Mayaro se presenta con fiebre alta y dolores articulares intensos. En el año 2001 se detectó un caso en México que tuvo consecuencias mortales.
La fiebre amarilla, o vómito negro, es una enfermedad viral aguda e infecciosa que es una causa importante para las enfermedades hemorrágicas en muchos países de África, en donde origina unas 30 mil muertes cada año.
Su nombre se debe a dos de los síntomas más frecuentes de la enfermedad: La fiebre y la coloración amarillenta de la piel. Posterior a la picadura del mosquito suele existir un período de incubación de entre tres y seis días hasta que los síntomas se manifiestan.
La infección puede presentarse de dos maneras. La mayoría de los enfermos tienen una fase que puede pasar desapercibida, pues es similar a un síndrome gripal con fiebre, dolores musculares, congestión nasal, dolor de cabeza, sensación de nauseas y vómitos.
El otro tipo de manifestación, mucho más agresiva, lo presenta hasta un 15 por ciento de los pacientes. Además de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y dolores musculares, se caracteriza por hemorragias internas, vómitos de sangre coagulada y de color negro (hematemesis), y daño de órganos vitales como el hígado, causando su inflamación, lo que produce un aumento de la bilirrubina que se deposita en la piel y mucosas.
En esos casos, los riñones comienzan a fallar, disminuyendo la eliminación de sustancias tóxicas a través de la orina y, finalmente, se produce un shock o colapso del sistema circulatorio. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello