Justicia en Para Todos sin Discriminación Gracias al Aporte de Rigoberta Menchú

1375
El Poder Judicial del Estado de Chiapas, realizó un reconocimiento a la trayectoria de Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, por su lucha para defender los derechos humanos de los pueblos indígenas a nivel mundial.
El Poder Judicial del Estado de Chiapas, realizó un reconocimiento a la trayectoria de Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, por su lucha para defender los derechos humanos de los pueblos indígenas a nivel mundial.

* RECONOCE MAGISTRADO RUTILIO ESCANDÓN A LA PREMIO NOBEL GUATEMALTECA, A 25 AÑOS DE SER CONDECORADA.
* LAZOS FRATERNALES DE CHIAPAS Y GUATEMALA CON UNA JUSTICIA INCLUYENTE Y CULTURA DE PAZ.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; 26 de mayo.- El Poder Judicial del Estado que preside Rutilio Escandón Cadenas, realizó un merecido reconocimiento a la trayectoria de Rigoberta Menchú Tum, a 25 años de haber recibido el elogiado Premio Nobel de la Paz en 1992.
En el recinto judicial y ante jueces de Paz y Conciliación, Paz y Conciliación Indígena, el magistrado presidente recibió gustosamente a Rigoberta Menchú, a quien definió como una mujer de lucha por el respeto a los derechos humanos, así como una gran activista que ha buscado los principios más sublimes de la dignidad humana trascendiendo su aportación a nivel mundial.

El Poder Judicial del Estado de Chiapas, realizó un reconocimiento a la trayectoria de Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, por su lucha para defender los derechos humanos de los pueblos indígenas a nivel mundial.
El Poder Judicial del Estado de Chiapas, realizó un reconocimiento a la trayectoria de Rigoberta Menchú, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1992, por su lucha para defender los derechos humanos de los pueblos indígenas a nivel mundial.

En una plática que tuvo con las y los juzgadores indígenas, Menchú Tum revivió la experiencia e hizo un balance de todo lo que ha trabajado durante largos 25 años que se ha traducido en intensas luchas y establecimiento de grandes alianzas en materia de paz y el fortalecimiento de los pueblos originarios de América, a fin de que las nuevas generaciones sigan haciendo una ciencia para la vida.
Elevó su voz para que en Chiapas, región de justicia plena y de armonía, haya reciprocidad en los pueblos indígenas, es decir, que se responda a sus necesidades individuales como de la comunidad, que exista esa voluntad de querer ayudar y contribuir solidariamente para que entre todos los hermanos indígenas exista esa confianza para poder progresar y desarrollarse por el bien de toda la población.
La Premio Nobel de la Paz dejó a todos los asistentes un mensaje de unidad, de libertad, inclusión y de erradicar la discriminación, un flagelo que destruye vidas y comunidades y por lo cual las autoridades deben fomentar prácticas de tolerancia y respeto a la diversidad.
El magistrado presidente Rutilio Escandón Cadenas afirmó que así como Rigoberta Menchú, el Poder Judicial pugna por una cultura de paz y una justicia incluyente, con miras a combatir la violencia física y moral, porque hoy Chiapas está en una nueva era de los derechos humanos.
“Un orgullo recibirla en la casa de la justicia, recordemos siempre que para Chiapas y Guatemala con la presencia de Rigoberta Menchú habrá Justicia para Todas y Todos”, puntualizó.
Estuvieron presentes: el magistrado Marcos Celis Quintal, presidente de la Comisión Nacional de Tribunales (Conatrib); los legisladores de la República de Guatemala, Amílcar de Jesús Pop y Marco Yax; el presidente de la CEDH, Juan Óscar Trinidad Palacios; magistrado constitucional, Ulises Coello Nuño; los consejeros de la Judicatura, Salvatore Constanzo y José Octavio García Macías; así como los secretarios de acuerdos Lizbeth Patricia Gordillo Kanter y Agustín López Girón, de Zinacantán y Huixtán, respectivamente. Comunicado de Prensa