Severa Crisis por Plagas Atraviesan Productores de Cacao de la Región

806
Severa Crisis por Plagas Atraviesan Productores de Cacao de la Región
Severa Crisis por Plagas Atraviesan Productores de Cacao de la Región

* Fumigación Aérea les Causa Problemas de Certificación.

Tuzantán de Morelos, Chiapas; 19 de Agosto.- Ante la problemática que atraviesan como consecuencia de las plagas, productores de cacao buscan el acercamiento con las nuevas autoridades del sector agrícola.
Se explicó que el objetivo es ser tomados en cuenta en los próximos presupuestos, tanto del sector federal como estatal.
Los productores de cacao de las Asociaciones Locales de Tuxtla Chico, Tuzantán y SPR Cacaoteros de Tuzantán Unidos, informaron que elaboraron un proyecto de asistencia técnica y apoyo económico emergente para aliviar la severa crisis que se presentó desde la llegada de la Moniliasis, que ha afectado a más de diez mil familias.
Los representantes de los productores, Jorge Dimas Hernández, de Tuzantán, y Raúl López Guzmán, precisaron que en el documento solicitarán a los Diputados federales y estatales establecer dentro de los presupuestos los componentes especiales del rescate del cacao, que es bastante codiciado por la industria chocolatera mundial.
Este proyecto surgió como resultado de la crisis que vive el sector, por la pérdida del 50% de las plantaciones en el Soconusco, sostuvo.
Al referirse a las plantas que deben utilizarse para renovar, los productores solicitan sean de origen regional y no traer cepas de otros países porque se perdería el prestigio del cacao criollo de Chiapas, que ha sido ganador de primeros lugares en las ferias de España, Francia e Italia, por su sabor, aroma y grasa.
Explicó que también solicitarán el cese de las fumigaciones aéreas tanto de caña, mango y otros cultivos, toda vez que esos químicos utilizados de manera indiscriminada no les permiten obtener su certificación orgánica.
Con estadísticas de la Secretaría de Salud han demostrado el incremento de casos de cáncer, alergias, asmas y afectaciones en el feto, así como también pérdida de otros cultivos. EL ORBE/Rodolfo Hernández González