A Marcha Forzada la Reconstrucción del Muro de Contención en Puerto Madero

729
Con una inversión que supera los 40 millones de pesos, la obra podría estar concluida en noviembre.
Con una inversión que supera los 40 millones de pesos, la obra podría estar concluida en noviembre.

* UNA DEMANDA AÑEJA DE LOS TAPACHULTECOS SE HA CUMPLIDO, CIENTOS DE OBREROS Y MAQUINARIA PESADA ESPECIALIZADA AVANZAN EN UNA OBRA QUE BENEFICIARÁ A LA COMUNIDAD, VIVIENDAS Y COMERCIOS DE PUERTO MADERO.

Tapachula, Chiapas; 24 de septiembre.- Con una inversión que supera los 40 millones de pesos, además de la participación de cientos de obreros y maquinaria pesada especializada, la obra de reconstrucción del muro de contención en la parte frontal del poblado de Puerto Madero, avanza satisfactoriamente y podría estar concluida en noviembre.

El gobernador Manuel Velasco y Luis Armando Melgar sumaron esfuerzos para gestionar el proyecto del muro.
El gobernador Manuel Velasco y Luis Armando Melgar sumaron esfuerzos para gestionar el proyecto del muro.

Esa protección para el poblado había sido una demanda añeja de los tapachultecos en más de dos décadas, luego de que un tramo de alrededor de 500 metros sin protección, permitía que las intensas corrientes entraran constantemente a la comunidad y afectara viviendas, restaurantes y comercios.
Ejemplo de ello ha sido los tres fenómenos naturales “Mar de fondo” que han ocurrido este año, en donde las marejadas ocasionaron que el agua destruyera también infraestructura urbana y mantuviera en zozobra a la población.
Esas y otras inconformidades en Puerto Madero fueron atendidas hasta que Manuel Velasco Coello llegó a la gubernatura del Estado y, Luis Armando Melgar Bravo, a la Senaduría, quienes sumaron esfuerzos para lograr la transformación de esa comunidad.
En el caso del muro de contención, Melgar impulso insistentemente un proyecto y no fue sino hasta mediados del año pasado, cuando fue aprobada la construcción de esa defensa artificial, para el beneficio de los tapachultecos y los visitantes a ese lugar.
Gracias a esa gestoría y la advertencia sobre el peligro que representaba que esa ventana estuviera desprotegida, el gobierno federal aprobó los recursos para llevarla a cabo.
Por el tamaño de los montos de la obra tuvo que ser dividida en dos partes. Esta primera etapa de la “Protección marginal de la playa base de enrocado y cubos de concreto”, consiste en un espigón horizontal de unos 380 metros de largo, por cerca de tres ancho y unos ocho de alto, en la que miles de toneladas de rocas de diversos tamaños y cubos de concreto, se unirán al muro que protege a Puerto Madero.
El núcleo está conformado por rocas de río de entre los 20 y 200 kilogramos que, armadas como un gigantesco rompecabezas, sirven de base al proyecto.
Le sigue una capa llamada “secundaria”, en la que se apilonan rocas más grandes, que van desde los 700 a los 900 kilogramos de peso y sirven de fortaleza y compactación a la base.
La tercera protección, llamada puntualmente coraza, está conformada en los cubos de concreto de aproximadamente un metro cúbico y un peso de más de dos toneladas cada uno.
Estas últimas están siendo colocadas en forma de talud con vista al mar, para resistir los embates de las olas y las corrientes marinas frontales, degradarlas y regresarlas al océano por escurrimiento.
Entre ese muro de contención y la calle está quedando un área hundida de más de una hectárea, que se formó por el avance del mar hacia el poblado.
Se tiene previsto que con la arena que se recoge en los desazolves anuales del canal de navegación y la dársena e Puerto Chiapas, servirá para que en ese lugar se recupere todo ese espacio y se continúe con el proyecto del malecón.
A principios de este año, Melgar Bravo presentó el proyecto de la segunda etapa de ese muro de contención, que sería de alrededor de 130 metros más y las adecuaciones.
A pesar de que ha concluido su periodo de legislador federal, sigue en la gestoría de los recursos para concluir esa obra. De ser aprobados, serían incluidos dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.
Cabe mencionar que está primera etapa de la obra está en manos de constructoras tapachultecas, con material y mano de obra de la región, y con la participación de transportistas de carga locales, por lo que la derrama económica –independientemente del beneficio comunitario- es para Tapachula.
La suma de esos esfuerzos entre Velasco y Melgar en estos seis años. Se puede apreciar en las millonarias inversiones realizadas en Tapachula.
En torno al poblado de Puerto Madero, lograron la construcción de tres etapas del malecón, en la que se han invertido hasta ahora cerca de 200 millones de pesos, sin contar el bordo de protección.
Todo esto contribuye al impulso del Chiapas productivo, ya que además de cambiar la imagen del puerto, se generaron empleos y recursos económicos para el beneficio de toda la comunidad.
El objetivo, desde el principio, fue la de recuperar el potencial económico de Puerto Madero, atraer el turismo local y extranjero, además de generar fuentes laborales fijas.
La construcción del malecón incluyó la Plaza Madero, que se ha convertido en poco tiempo en un gran atractivo turístico, restaurantero y comercial.
Ahí hay 36 empresas locales que ocupan la Plaza, en donde los visitantes pueden apreciar la vista del mar y, de paso, acudir a alguno de los restaurantes o comercios, lo que ha traído grandes beneficios a toda la población del Puerto. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello