Ayuntamiento No Cumplió con Promesa del Combate al Comercio Informal: Fidel Aguilar

679
Comerciantes exigen que se aclare el destino de los recursos recaudados por el Ayuntamiento de Tapachula para permitir que vendedores informales, en su mayoría centroamericanos, trabajen libremente sin cumplir con la formalidad que establece la ley, ya que al parecer están peor que la administración que encabezó Neftalí del Toro, porque ahora hasta cobran por permitir el ambulantaje.
Comerciantes exigen que se aclare el destino de los recursos recaudados por el Ayuntamiento de Tapachula para permitir que vendedores informales, en su mayoría centroamericanos, trabajen libremente sin cumplir con la formalidad que establece la ley, ya que al parecer están peor que la administración que encabezó Neftalí del Toro, porque ahora hasta cobran por permitir el ambulantaje.

* LOCATARIOS DEL MERCADO “SEBASTIÁN ESCOBAR”, LAMENTAN QUE LAS ACTUALES AUTORIDADES MUNICIPALES HAN PERMITIDO EL DESBORDAMIENTO DEL AMBULANTAJE EN EL PRIMER CUADRO DE LA CIUDAD.

Tapachula, Chiapas; 13 de noviembre. – De acuerdo al presidente de Locatarios del Mercado “Sebastián Escobar”, Fidel Aguilar López, el combate al comercio informal por parte del actual Ayuntamiento en Tapachula, fue solamente una farsa y una “llamarada de petate”.
En entrevista exclusiva para este rotativo, dijo que desde el principio de esta administración se reunieron con las autoridades locales y expusieron ampliamente el problema.
De respuesta les dijeron que estaban verificando los padrones y que habían dado un lapso de tiempo para que los vendedores de espacios públicos presentaran los permisos de anteriores gobiernos municipales.
“Aún cuando la ley establece que en el primer cuadro de la ciudad no se puede instalar ningún tipo de comercio informal, accedimos a esperar que cumplieran con ese compromiso, pero vemos que se sigue violentando impunemente la ley, incluso lo que se establece en el reglamento de Mercados y Tianguis”, indicó.
También se refirió a lo que establece las normas de Tránsito Municipal, del que dijo se subraya que no se puede entorpecer el caminar peatonal ni poner en riesgo a las personas que circulan en las aceras o arroyos vehiculares.
Aclaró que no están quitando el derecho de trabajar a nadie, “pero que lo hagan legal y que cumplan con todas las disposiciones fiscales, como nos exigen puntualmente a nosotros”.
Recordó que el Gobierno Federal, en este sexenio a punto de fenecer, puso en marcha desde hace varios años el programa “Súmate a lo Formal”, en el que se les entregaban recursos económicos a todos aquellos comerciantes ambulantes o de puestos semifijos que operan en la ilegalidad, a cambio de cumplir la ley.
Es decir, tendrían que darse de alta ante Hacienda, pagar impuestos, ofrecerles todos los derechos laborales a sus empleados, facturar, comprar solamente artículos de marca original y con procedencia confirmada, entre otras responsabilidades patronales, que, por obvias razones, rechazaron.
NOS DIERON ATOLE CON EL DEDO
Aguilar López señaló que la cancelación de los operativos que antes hacían los elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) y los de Aduanas, ha sido uno de los factores por lo que el comercio ilegal se haya incrementado en la frontera sur.
Dijo la PGR debería de investigar por oficio, ya no por denuncia anónima, el enriquecimiento ilícito de pseudolíderes que controlan el comercio informal en Tapachula y sus alrededores.
“Actualmente los vemos en los corredores del Palacio Municipal en esta nueva administración municipal, muy amigables con los funcionarios, que hasta nos hace pensar que ya pactaron actos de corrupción e impunidad, recalcó.
Así también, que las autoridades federales, incluyendo a las aduanales, también deberían realizar operativos para verificar si la mercancía que se está vendiendo en las calles pagaron una factura o son de dudosa calidad y procedencia.
La preocupación es que cada día que pasa, dijo, aparecen más vendedores ambulantes en Tapachula, sin que nadie pueda frenar ese crecimiento.
Recordó que hace mes y medio, cuando entró en funciones el Ayuntamiento, los establecidos tenían la idea de que en verdad cumplirían sus promesas de campaña y habría un combate contra el comercio informal, pero mintieron.
“En realidad nos dieron atole con el dedo. Vamos a tocar todas las instancias que sea posible para exigir que alguien ponga orden en Tapachula. Ahora nos dicen que nos esperemos que tome posesión el gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, como si él tuviera una varita mágica y desde la capital desaparecerá a los ambulantes”, comentó.
LA CARAVANA DE MIGRANTES VENDEDORES
Según el líder de los locatarios del “Sebastián Escobar”, más de la mitad de los vendedores ambulantes en Tapachula y en el resto de los municipios de la Frontera Sur, son de centroamericanos que muy probablemente ingresaron al país de manera ilegal, al igual que sus mercancías.
“Tenemos una caravana de migrantes vendedores que rápidamente se está apoderando de los espacios públicos de Tapachula, con la complacencia de las autoridades que prometieron combatir ese flagelo”, insistió.
Por ello pidió a las autoridades municipales que encabeza Oscar Gurría Penagos, que dejen de poner pretextos y que se pongan a trabajar, así como también que las secretarías funciones en las tareas que les corresponden.
Lamentó que las actuales autoridades municipales ya permitieron en dos semanas que se inunden nuevamente las calles del primer cuadro de la ciudad, el Sendero Peatonal, los parques, los alrededores del recién inaugurado Museo Regional, y hasta casi encima del monumento a Benito Juárez.
Así también, las calles aledañas a los mercados y la Presidencia Municipal, banquetas, áreas verdes y otros espacios públicos, “lo que nos hace ver que esta administración municipal está pero que la anterior”.
Fidel Aguilar recordó que, durante su campaña, los actuales funcionarios repetían una y otra vez que nadie está por encima de la ley, “pero los ambulantes están por encima de ese eslogan publicitario”.
Lamentó que ya es casi imposible llegar al mercado San Juan, primero por sus calles destrozadas y por otro, porque el comercio informal ya se apoderó de las calles, banquetas, pasillos, estacionamientos y el resto de los lugares.
Aseguró que todo eso representa un duro golpe a la economía de los establecidos, quienes tienen que pagar impuestos, nóminas, IMSS, Infonavit y otras responsabilidades fiscales, con ventas casi nulas.
Calculó que, tan solo en las calles del primer cuadro de la ciudad, podrían haber más de cinco mil informales, y creciendo.
En un balance aproximado, indicó que del total de las ventas que se realizan actualmente en Tapachula, el 80 porciento es del comercio informal. De todos ellos, casi en su totalidad no pagan impuestos.
Concluyó diciendo que se desconoce hasta ahora a dónde están los millonarios recursos que el Ayuntamiento está cobrando todos los días a los ambulantes y que eso significa que salieron peor que lo tanto criticaban. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello