Por Protesta Del Comercio Establecido Desalojan a Los Informales del Centro

556
La limpia del comercio ambulante deben ampliarse hacia los alrededores de los mercados Sebastián Escobar y San Juan, donde cada día reducen los espacios para el paso vehicular, no se diga peatonal. Es hora que el Ayuntamiento aplique el bando de buen gobierno.
La limpia del comercio ambulante deben ampliarse hacia los alrededores de los mercados Sebastián Escobar y San Juan, donde cada día reducen los espacios para el paso vehicular, no se diga peatonal. Es hora que el Ayuntamiento aplique el bando de buen gobierno.

Tapachula, Chiapas; 02 de enero. – Cientos de vendedores ambulantes fueron desalojados con el uso de la fuerza pública, de banquetas, parques, bancas, sendero peatonal, arterias vehiculares, jardineras y otros espacios públicos del centro de la ciudad.
En los tres días anteriores, militares, en coordinación con fuerzas federales y estatales, habían realizado en ese sector operativos en contra de la venta indiscriminada de pirotecnia, decomisado más de media tonelada de artefactos con pólvora y desalojado a comerciantes informales con ese tipo de venta.
Esas acciones, luego de la explosión de un puesto ambulante con ese tipo de mercancía, ocurrido a unos metros de las oficinas de la Presidencia Municipal.
Hasta entonces las tareas se habían enfocado únicamente hacia los informales con venta de juegos pirotécnicos, pero, el resto de los ambulantes, continuaban con sus ventas ocupando los espacios públicos.
Sin embargo, en las primeras horas de este miércoles, funcionarios del Ayuntamiento, acuerpados por decenas de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, impidieron la instalación de esos comerciantes, mientras que desalojaron a otro.
La mayoría de ellos no pusieron resistencia, luego de que las autoridades municipales programaron una mesa de trabajo para este lunes 07 de enero.
El argumento del Gobierno Municipal, según algunos funcionarios, es que había un acuerdo por tres meses, que se venció el 31 de diciembre, en el que los ambulantes podían vender en la plaza central, mientras actualizaban su situación legal, sobre todo lo concerniente a permisos.
Sin embargo, al ser cuestionados varios de los que fueron desalojados, opinaron a los medios de comunicación que los están retirando de las calles para hacer presión y el lunes accedan a pagar las nuevas tarifas, esta vez bajo un acuerdo anual.
Al comenzar la administración que encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, en octubre del año pasado, el Secretario de Servicios Públicos, Enrique Mota Imatzú, dio a conocer a los sectores productivos que no existía padrón de comerciantes ambulantes.
Calculó que para esas fechas había alrededor de diez mil vendedores en las calles de Tapachula e incluso afirmó que se desconocía a dónde fueron a parar los recursos recaudados en los tres años de la administración pasada, por concepto de cobro al comercio informal, ya que no quedó absolutamente ningún archivo.
Anunció que uno de los compromisos de las autoridades municipales entrantes era la del combate al comercio informal y que se cumplirá sin distingo alguno.
Al igual que ahora, en esas fechas llevaron a cabo varios operativos para desalojar a los ambulantes de varios puntos de la ciudad, sobre todo del centro. Sin embargo, de alguna manera los “convencieron” para que no solamente pudieran seguir vendiendo en los espacios públicos, sino que los informales se apoderaran de ellos.
Se teme que, en tan solo tres meses, el comercio informal en Tapachula pudo haber crecido alrededor del 50 por ciento con venta de diversos tipos de mercancía de dudosa procedencia.
De ocurrir como lo presagian, en la próxima semana volverán a invadir sus espacios al aire libre, luego de acceder a las nuevas tarifas, sin facturación ni recibo. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello