Incertidumbre en Madres de Familia por Cierre de Guarderías Impulsado por el Gobierno Federal

381
Las afectadas, en su mayoría madres solteras que necesitan dejar el cuidado de sus hijos en las estancias infantiles, para poder trabajar; solicitan al Gobierno Federal que vuelva a poner en funciones el “Programa de Guarderías”, ya que es de gran apoyo para su economía.
Las afectadas, en su mayoría madres solteras que necesitan dejar el cuidado de sus hijos en las estancias infantiles, para poder trabajar; solicitan al Gobierno Federal que vuelva a poner en funciones el “Programa de Guarderías”, ya que es de gran apoyo para su economía.

* LA SECRETARÍA DE BIENESTAR SOCIAL NO ABRIÓ LAS REGLAS DE OPERACIÓN 2019, CON LO QUE PROVOCÓ EL CIERRE DE DIVERSAS ESTANCIAS INFANTILES A NIVEL NACIONAL.

Tapachula, Chiapas; 13 de Enero.- Madres de familia están preocupadas porque son el sostén de su hogar y por tanto tienen que trabajar, lamentablemente la Secretaría de Bienestar (antes Secretaría de Desarrollo Social), no emitió las reglas de operación del programa de Guarderías 2019.
Verónica Serrano Zúñiga, informó que es madre de familia en una estancia infantil en esta ciudad y la problemática que viven es que ante la falta de este servicio, dirigido a madres y padres de escasos recursos, están en la dinámica de no saber si renunciar a su trabajo para cuidar a sus hijos y seguir esperando si el programa de estancias infantiles se vuelve abrir.
Añadió que afecta la economía, sobre todo a las madres solteras o madres que tienen más de dos hijos, así como al desarrollo de los pequeños, por lo que “nos hemos decidido a expresar la situación y la problemática que estamos atravesando por parte del Gobierno Federal”.
Además del cuidado de los hijos mientras que las madres trabajan, en esas estancias les proporcionan el cuidado adecuado, porque los que tienen 3 años de edad ahí empiezan a cursar el primer año de Preescolar, la alimentación es bastante completa, con una dieta para evitar la obesidad. El servicio comprende 9 horas, lo que es un importante apoyo para las madres trabajadoras, explicó.
Es preocupante que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador desampare a las madres trabajadoras al haber suspendido este programa de estancias infantiles a nivel nacional que funcionaba a través de un subsidio y el resto lo pagaba la madre de familia, que oscilaba entre 450 a 500 Pesos mensuales, señaló.
Actualmente muchas de esas estancias están trabajando a marchas forzadas, hay unas en las que sus propietarias, con la esperanza que se abra nuevamente el programa, siguen cobrando los 500 Pesos, pero la mayoría se fue a la modalidad de cobro de 1000 Pesos sin alimentos y 1500 Pesos con alimentos porque tienen que recuperar para el pago de personal y la adquisición de los alimentos, así como el pago de la renta.
En tanto, Alejandra Gamboa Cueto, responsable de una estancia infantil, informó, “estamos a casi la mitad del mes de enero y no nos han dado una respuesta sobre la reafiliación del programa de estancias infantiles 2019, por lo que solicitamos a las autoridades nos den una respuesta concreta para saber el rumbo que tomará esta situación”.
En Tapachula hay 38 estancias infantiles, donde cada una atendía un promedio de 40 niños, es decir unos 1500 niños, pero al no haber reglas de operación no solo son afectadas las madres de familia, también las estancias porque han recortado personal.
Cada año el llamado a firmar convenio era entre los días 6 al 8 de Enero, pero esta vez no sucedió y cuando solicitaron información en las oficinas de lo que antes era Sedesol, les dieron a conocer que no hay reglas de operación 2019 y que el 31 de Diciembre el programa dejó de funcionar, precisó.
Gamboa Cueto manifestó que siguen laborando según los lineamientos de Sedesol, cada quien sobre su propia condición con tal de tratar de seguir apoyando a las madres trabajadoras, pero como tienen que hacer una aportación económica mayor se están quedando con una población menor del 50%.
Aleidy Escudero Pérez, responsable de una estancia infantil dijo que muchos padres de familia han empezado a llevar insumos con la finalidad de que sus hijos sean atendidos, sobre todo porque tienen que trabajar y puedan continuar cuidándolos.
Con tal de apoyarlos han acordado que sus pagos los hagan de manera semanal, diario o mensual, pero la situación se está tornando bastante difícil, el objetivo es tratar de seguirles ofertando el servicio, “estamos actuando de buena fe, lamentablemente el Gobierno Federal no ha dado ninguna respuesta, y hago un llamado para que alguien pueda decirnos si continúa el programa o no, y bajo qué lineamientos va a continuar”, concluyó. EL ORBE / Rodolfo Hernández González