Tapachula Infestada de Minicasinos en Mercados y Alrededores de las Escuelas

768
Se debe evitar la reapertura de los casinos en Tapachula.
Se debe evitar la reapertura de los casinos en Tapachula.

Este tipo de establecimientos sólo traen pobreza a la población.
* FOMENTAN EL VICIO ENTRE LA POBLACIÓN, PRINCIPALMENTE LOS JÓVENES Y PERSONAS DE LA TERCERA EDAD.
* A PESAR DE SER ILEGALES, SIGUEN EN FUNCIONAMIENTO SIN QUE LAS AUTORIDADES SANCIONEN A LOS PROPIETARIOS.

Tapachula, Chiapas; 26 de Mayo.- Mientras que diversas voces, entre ellos empresarios, comerciantes, docentes y hasta las mismas víctimas, han exigido a las autoridades que no se permita la apertura de los dos casinos que están clausurados desde hace varios meses en esta ciudad, por toda la ciudad funcionan minicasinos o juegos de azar, los cuales están prohibidos por la Secretaría de Gobernación, denunció el comerciante Ranulfo Martínez Solórzano.
En los alrededores de las escuelas, dentro y fuera de los mercados, así como en diversos puntos de la ciudad funcionan abiertamente estos minicasinos que envician a la población.
Dijo que de manera extraña, estos aparatos funcionan bajo la complicidad de la Fiscalía General de la República, ya que, presuntamente, oficiales de esa corporación serían beneficiados con alguna cuota para no molestar a sus propietarios, a pesar de estar prohibidos por la ley, por tratarse de juegos de azar.
El comerciante señaló que varios locales de los mercados “Sebastián Escobar” y “San Juan” funcionan como minicasinos, donde las personas, con la esperanza de ganarse unos Pesos, salen desplumadas.
Frecuentemente puede verse a niños con uniforme escolar, los mismos que al salir de clases pasan a esos lugares para realizar apuestas y pierden el poco dinero que llevan, dinero que dejaron de gastar a la hora del recreo para alimentarse, explicó.
Martínez Solórzano indicó que estos aparatos con juegos de azar envician a las personas, ya que al perder siguen metiendo dinero con tal de recuperarse, pero finalmente se van sin un solo Peso.
Aparte de que los locales no están siendo utilizados para el giro autorizado dentro de los mercados, las autoridades municipales promueven el vicio no sólo entre los estudiantes, sino entre los locatarios que también son atraídos por ese tipo de máquinas tragamonedas con la esperanza de ganar dinero, pero su sorpresa es que frecuentemente pierden, pues se trata de juegos de azar.
La Secretaría de Gobernación prohíbe este tipo de juegos de azar, pero de manera extraña la Fiscalía General de la República permite su funcionamiento; ahora hasta en locales con bastantes máquinas en distintos puntos de la ciudad como los de la Novena Calle Poniente, entre Octava y Décima Avenida Norte, así como en la Primera Calle Poniente esquina con Segunda Avenida Norte. EL ORBE / Rodolfo Hernández González