Casas Abandonadas Propician Delincuencia al Sur de la Ciudad

650
Casas Abandonadas Propician Delincuencia al Sur de la Ciudad
Casas Abandonadas Propician Delincuencia al Sur de la Ciudad

Julio Mérida, el declarante.

* Son Escondites de Malvivientes.

Tapachula, Chiapas; 15 de Junio.- Decenas de casas abandonadas en las colonias del surponiente de la ciudad, han propiciado un incremento de la delincuencia en esta zona, además de favorecer un foco de contaminación para los vecinos que no saben qué hacer ante esta creciente problemática.
Desmanteladas totalmente en las conexiones eléctricas, baños, tuberías, ventanales y cristalerías, las viviendas dan un aspecto desagradable en perjuicio de los vecinos que viven cerca de estos inmuebles.
En representación de los colonos, Julio Mérida, denunció que, las casas abandonadas se convierten en guaridas de delincuentes, lugares para borrachos o indigentes, y también son aprovechadas por los vecinos para tirar sus desechos, originando un incremento de fauna nociva como ratas, culebras y alacranes, poniendo en peligro a los vecinos.
Muchas de estas viviendas que están ubicadas principalmente en los fraccionamientos Vida Mejor, Cafetales y Juan Sabines, fueron donadas por el Gobierno del Estado a los damnificados del huracán Stán hace más de 13 años, pero con el paso del tiempo los dueños las abandonaron.
Los vecinos argumentaron que no cuentan con la información de cómo comunicarse con los dueños de estas casas para que se encuentre una solución a este problema, debido a que ha ocasionado un malestar generalizado porque los malvivientes encuentran un fácil refugio en ellas.
El denunciante hizo un llamado a la Promotora de la Vivienda de Chiapas para que vea esta situación y apoye en llamar a los dueños, ya que la dependencia cuenta con los registros de los mismos, pues en algunos casos se ha visto que personas de aparente origen centroamericano ya se están adueñando de los inmuebles.
Para finalizar, Julio Mérida pidió el reforzamiento de la seguridad en esta zona, ya que temen a que por estas condiciones en las viviendas se lleguen a cometer delitos debido a la poca vigilancia que impera en el sector. EL ORBE/ Marvin Bautista