Tapachula es Cárcel Para Migrantes, No Reciben Salvoconducto

300
Haitianos, Africanos, Hindúes y de Otras Razas Exigen Avanzar Hacia Estados Unidos.

Migrantes y Policías se Enfrentan por 4ª. Ocasión en la Estación Migratoria Siglo XXI

*Dijeron que se Manifestarán Todos los Días Hasta Obtenerla.
Tapachula, Chiapas; 22 de Agosto.- Cientos de africanos y haitianos protagonizaron, este jueves, el cuarto día de manifestaciones en la explanada exterior de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, en donde se confrontaron con elementos de la Guardia Nacional y la Policía Federal.
En la gresca, algunos uniformados arrastraron a mujeres y niños por el suelo y a otros los golpearon, ante organismos internacionales que no daban crédito a lo que estaba sucediendo.
Irineo Mújica Arzate, director de la asociación “Pueblo sin Fronteras”, dijo en entrevista para rotativo EL ORBE que hay el informe de que una mujer embarazada perdió a su bebé y que la tuvieron sentada en el suelo durante mucho tiempo sin atención médica.
Así también, que hubo varios convulsionados y desmayados que, en lugar de recibir auxilio de parte de Protección Civil, Cruz Roja o cualquier otro grupo de rescate, fueron arrastrados de los pies.
Un reportero local que grababa en video todo lo que estaba ocurriendo, fue agredido a golpes por un policía federal, que se cree era uno de los que dirigía a esa sección.
El comunicador cayó al suelo y a punto de que siguiera recibiendo más golpes, otros policías detuvieron al agresor y lo retiraron del lugar.
“Este es el resultado de toda la presión de Estados Unidos a México. Hemos llevado a nuestro país a esto. Tenemos una semana documentando cómo los han golpeado, quemado de los pies, arrastrado a las mujeres y niños, y otros actos de represión a esos inmigrantes”, indicó Mújica.
El grupo, conformado por extranjeros de varios países africanos, además de haitianos, ya había sido desalojado en la víspera con el uso de la fuerza pública, en un acto considerado como “vergonzoso” de fuerzas militares “en contra de personas pacíficas y desarmadas, que lo único que han pedido durante todo el año es atención del Gobierno”.
La gran mayoría de ellos llegó desde hace varios meses a Tapachula y se presentaron a las instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) a solicitar un oficio de salida, que es un trámite administrativo ordinario.
Ese documento les permite recorrer todo el territorio nacional en un plazo no mayor a 15 días, para que puedan llegar a su destino, los Estados Unidos.
Sin embargo, en las oficinas del INM en Chiapas, que aún encabeza la delegada Yadira de los Santos Roblero, los han mantenido esperando por meses sin darles una respuesta, es decir, ni les entregan el oficio ni tampoco los pueden deportar, porque su estancia en el país es legal.
Mújica lamentó que las fuerzas militares estén utilizando armas largas y tanquetas de guerra para someter a esos cientos de extranjeros que, su único delito fue querer cumplir con lo que establece la ley y tramitar su documentación, en lugar de avanzar de manera irregular.
“Hemos vendido nuestra dignidad a los intereses de los norteamericanos”, indicó al presenciar en la mañana de este jueves lo ocurrido afuera del INM de Tapachula.
“Fuimos testigos sin poder hacer nada, de cómo la Policía Federal y la Guarda Nacional arrastró a mujeres y niños, y golpeó a periodistas”, indicó el activista.
La instrucción podría haber sido que se mantenga retenido a los migrantes en Tapachula y en el resto de los municipios de la Frontera Sur y que no avancen al interior del territorio nacional.
“El Gobierno ha convertido a Tapachula en una cárcel para miles de migrantes, porque no les permite salir de la ciudad y los obliga a deambular en las calles”, agregó.
Así también, que el Gobierno mexicano no se ha hecho responsable de la atención de esos extranjeros que han quedado varados en esta región de Chiapas.
Cuestionó la ausencia de las dependencias y los cuerpos de rescate para ayudar, sin partido alguno, en cumplimiento estricto de su responsabilidad moral, a quienes resultaron heridos o requerían atención médica de emergencia.
Así también, de las Comisiones de Derechos Humanos, independientes o de Gobierno, que tampoco acudieron a documentar los atropellos ocurridos en las oficinas migratorias.
En los últimos diez meses, la sociedad de Chiapas ha insistido en agilizar los trámites migratorios en la Entidad, tanto para emitir los documentos de salida para que puedan viajar lo haitianos, cubanos y africanos hacia los Estados Unidos, como para los centroamericanos indocumentados que sean deportados.
Sin embargo, los mismos migrantes e, incluso algunos empresarios, han denunciado irregularidades en esa dependencia, incluyendo actos de corrupción.
Las marcadas deficiencias de esa dependencia y de quienes la dirigen, dejó este jueves un saldo lamentable de quienes no quieren quedarse a vivir en el país.
De igual forma, los miles de centroamericanos que entraron a territorio nacional de manera ilegal e incluso violenta, también ya residen en Tapachula, es producto de esa sospechosa tolerancia del INM.
Algunos hacen como que barren las calles para recibir un sueldo y otros beneficios gubernamentales y, otros, ni siquiera eso, pero también reciben ayuda económica mensual.
Mientras todo eso ocurre, la participación de centroamericanos indocumentados en los delitos que se cometen en la Frontera Sur, va en aumento, tal y como lo lleva a la opinión pública todos los días este rotativo, aunque hay quienes aseguran que tienen otros datos. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello
NOTA: Aunado a ésto, los guatemaltecos que usaban la TVR para venir a disfrutar y a comprar a Tapachula, ya no lo hacen porque los confundenh en la frontera con gente migrante.