Desalojan de Nuevo el Primer Cuadro.

252
Desalojan de Nuevo el Primer Cuadro.

Operativos Contra el Comercio Ambulante

Tapachula, Chiapas; 27 de Agosto.- Elementos de diversas corporaciones policíacas realizaron en la madrugada de este martes un operativo interinstitucional en el primer cuadro de la ciudad, para desalojar e impedir la reinstalación de cientos de comerciantes ambulantes en los espacios públicos.
Desde hace una semana, los vendedores habían insistido en su intención de ocupar de nuevo banquetas, parques, pasillos, jardineras y calles para expender sus productos, tal y como lo hicieron durante muchos años, pero les fue negado el permiso.
Luego, argumentaron que se instalarían en el periodo de las celebraciones en honor al santo patrono de Tapachula, San Agustín, es decir, una semana antes de concluir el mes y una después.
Sin embargo, el Comité Organizador, en la que hay la participación eclesiástica, decidió negar los permisos para el establecimiento de locales en las inmediaciones del templo, ubicado frente al Parque Central.
A pesar de ello, unos 300 vendedores se habían instalado en las últimas horas en ese sector y se temía que otros 2 mil pensaban hacer lo mismo, aunque el despliegue policíaco y de inspectores lo evitó.
No hubo enfrentamiento ni detenidos, pero hay una tensa calma, ya que está la advertencia, por un lado, de que se reinstalarán y, por otro, que serán desalojados con el uso de la fuerza pública.
Con ello se recuperó la circulación en la 5ª Calle Poniente, entre la 10ª y 12ª Norte (bajada del mercado), que en la víspera había sido bloqueada por los vendedores y había obligado a modificar las rutas del transporte del sistema colectivo.
Algunos comerciantes argumentaron que ya habían pagado el derecho por expender sus productos en la vía pública, aunque no precisaron si el dinero lo entregaron a líderes sociales o a funcionarios municipales.
A pesar del operativo, aún hay otros 3 mil vendedores ambulantes en ese sector y muchos más en las inmediaciones del mercado “San Juan”, que tampoco se sabe cuánto están pagando por ese derecho y hacia dónde se están canalizando los recursos. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello