Imparable la Ola de Inseguridad en Tapachula

838
Imparable la Ola de Inseguridad en Tapachula

* Cuatro Asesinatos Violentos en el Día.
Tapachula, Chiapas; 15 de Noviembre.- El inicio de este fin de semana en Tapachula no fue un día común y corriente, fue un viernes negro.
Hubo cuatro masacrados a balazos, un hombre al que le quitaron las manos y ultimaron a cuchilladas, estudiantes sometidas a asalto armado, el robo de varias unidades vehiculares, disturbios en colonias populares, entre otros.
El caso de los ejecutados fue por la mañana, cuando los occisos se encontraban esperando que el semáforo ubicado en el Libramiento y la entrada al fraccionamiento Buenos Aires, diera verde y continuaran su viaje.
Ahí, delante de todos y en plena impunidad, una camioneta se pasó el alto, giró, los esperó de frente y cometió uno de los asesinatos de civiles más sangrientos de los últimos años.
Las autoridades ni siquiera habían recuperado los cadáveres, cuando varias personas que habían acudido a bañarse al río Coatán, a la altura de la colonia Reforma, pidieron el auxilio de las autoridades.
Aseguraban que habían encontrado el cadáver de una persona que tenía huellas visibles de tortura, a quien le fue cortada sus manos y después, ultimado con algún tipo de arma punzocortante.
El cuerpo del infortunado fue encontrado en un sector donde los vecinos, coincidentemente, declararon a este medio de comunicación los altos niveles de inseguridad por el que están atravesando y, de paso, las calles destrozadas.
Cinco homicidios dolosos en un solo día y los otros cometidos en el mismo mes, colocan a Tapachula en primer lugar estatal en ese sector.
Mientras, un prestigiado empresario de Tapachula narró a rotativo EL ORBE, los terribles momentos que vivió su nieta, de 18 años de edad, al salir de la escuela.
Comentó que iba en su vehículo, con los vidrios abajo por el calor, pero al llegar al semáforo de Plaza Cristal, se acercó un tipo supuestamente a limpiar los cristales de la unidad.
Justo cuando le estaba diciendo que no, el tipo sacó de entre sus ropas un arma, se la puso en el cuello y le dijo que la mataría si no entregaba todo lo de valor, a lo que tuvo que acceder de inmediato.
Indicó que ese suceso fue percibido por otros conductores y personas que estaban en la banqueta, pero que nadie intervino y, por ello, el asaltante pudo huir caminando.
En este primer año del Gobierno que aún encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, el reclamo más insistente de la sociedad son los altos niveles de inseguridad, en los que se incluyen los asesinatos, los asaltos armados, los robos en comercios, viviendas y de vehículos.
De igual forma, los ataques sexuales, las lesiones a civiles, el narcomenudeo, las extorsiones, entre otros.
Colegios, asociaciones civiles, líderes de opinión, representantes de sectores productivos y otros de la sociedad civil, han expresado, una y otra vez, su inconformidad por esas cifras negativas para Tapachula.
Y es que la inseguridad en el municipio es uno de los factores, según los propios turistas, para que hayan dejado de venir a la ciudad y, a la par de ello, las inversiones.
También, reiteradamente, han pedido la destitución del secretario de Seguridad Pública, Pedro Enock García Palazuelos, de quien se dijo desde el principio que no reunía el perfil, y ahora se saben las consecuencias de mantenerlo en el cargo.
La estrategia en materia de seguridad en Tapachula es un fracaso total. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello