Migrantes Gozan Servicios Públicos Además de Ejercer el Comercio, sin Cubrir Impuestos Federales y Estatales

224
Migrantes de diversas nacionalidades han convertido las calles del Centro de la ciudad en “tianguis rodantes”, sin que sean molestados por la autoridad, evadiendo un sinfín de impuestos.

* LOS APOYOS QUE LES DA EL GOBIERNO A LOS EXTRANJEROS, PROVIENEN DEL TRIBUTO QUE PAGA A HACIENDA EL PUEBLO MEXICANO.

Tapachula, Chiapas; 20 de junio del 2021.- “Miles de indocumentados que han llegado para quedarse a vivir en la ciudad, gozan de los servicios educativos, salud, alimentación, vivienda, trabajo, entre otros, pero no pagan impuestos como el resto de la población”, dijo Ana María Carrillo Barrios, comerciante establecida en el mercado Soconusco.
En entrevista para el rotativo EL ORBE señaló que, al igual que sus compañeros, coinciden que s grave el incremento del fenómeno migratorio en los municipios de la frontera sur, porque aparte de que los migrantes gozan de la inmunidad fiscal, también roban, asaltan y consumen drogas en los espacios públicos de la ciudad, sin que alguna autoridad les diga absolutamente nada.
Consideró que esos grupos de extranjeros fomentan la informalidad sin que sean regulados, aun cuando tienen actividades de lucro y que les deja jugosas ganancias económicas, como el comercio ambulante y la prestación de servicios, mientras que, hasta el más humilde de los chiapanecos, se les exige la contribución fiscal y muchas veces no tienen todos los apoyos de gobierno que tienen los indocumentados.
Recalcó que los extranjeros se han mantenido varados durante varios meses con el argumento de que están realizando los trámites de sus documentos, causando inconformidad entre la población.
Por eso hizo un llamado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que se ponga un alto a la entrada impune e ilegal de miles de indocumentados todos los días rumbo a Tapachula, sin que las autoridades se den cuenta de ello, ni justifiquen sus salarios.
Agregó que esos grupos llegan para quedarse en la ciudad, por lo que para sobrevivir tienen que vender en las calles, los mercados y cualquier parte del, municipio, además de delinquir.
En el caso de los que ya tienen un trabajo, formal o informal, así como aquellos que prestan sus servicios, deben de pagar impuestos, tal y como lo dice la ley, porque de lo contrario, serán os mexicanos quienes los seguirán manteniendo.
“No es justo que a nosotros como chiapanecos nos exijan tanto, mientras los ilegales vienen a contaminar todo nuestro municipio y gozan de la inmunidad que les brinda el propio gobierno”, abundó.
Asimismo, que el gobierno federal realice una verdadera investigación de lo u está ocurriendo en la frontera sur, porque es increíble que crucen hacia Chiapas tantos, y nadie se percata de ello.
Reconoció que la población en general tiene pánico de ellos, sobre todo por las arbitrariedades que cometen y no son castigados, y porque se desconoce si tienen antecedentes penales o traen consigo alguna enfermedad viral. EL ORBE / Nelson Bautista / Diego Escobar