Desatados los Delitos en “Jardines de Chiapas”

1434
Desatados los Delitos en “Jardines de Chiapas”
Desatados los Delitos en “Jardines de Chiapas”

*“Snarmey” Presunto Mara, fue Detenido por la Mañana y Liberado más Tarde

*Los Colonos Advierten que Están Cansados y Harán Justicia por su Propia Mano

Tapachula, Chiapas; 5 de mayo.- Habitantes de la colonia “Jardines de Chiapas”, ubicada al nororiente de la ciudad, se presentaron a este rotativo para hacer pública su inconformidad contra las autoridades, debido a que no se preocupan por mandar ni una sola patrulla al lugar, lo que deriva en actos vandálicos.
Afirman que en la colonia se sabe de la venta de droga y los asaltos están a la orden del día, y es que apenas el día miércoles a plena luz del día, fue asaltado el colectivo con ruta “Janeiro” con número económico 52-02, en donde con piedras y palos despojaron al conductor de la caja con el dinero del pasaje.
La víctima y varios vecinos que atestiguaron el asalto, acudieron al Ministerio Público para levantar su denuncia en contra de los presuntos asaltantes, a los cuales se les conoce por sus sobrenombres “Snarmey” y “El Cusco”.
El mismo día por la tarde, el presunto delincuente conocido como “Snarmey” fue detenido por las autoridades, lo que hizo que los colonos acudieran a la base de la Policía para ver que les cayera el peso de la ley, para su sorpresa la respuesta que obtuvieron fue que el detenido sólo pasaría la noche en las celdas, y que tendrían que esperar a que la demanda fuera admitida para empezar a investigar al delincuente.
Mencionaron que esta persona de origen centroamericano, se identifica como Mara Salvatrucha y se la pasa pidiendo dinero a las señoras que por las mañanas van al mercado y a los jóvenes, que caminan rumbo a sus escuelas, y si no le “cooperan” se pone violento.
Los afectados hacen un llamado al Presidente Municipal que voltee a ver su colonia, ya que sólo en campaña los visitó; también dijeron que si no ven acciones por parte de las autoridades, tendrán que ser ellos los que detengan a los delincuentes para darles un escarmiento. EL ORBE / Miguel Laparra