Juan Sabines Dejan en Bancarrota al Estado de Chiapas: PSM

828
Juan Sabines Dejan en Bancarrota al Estado de Chiapas: PSM
Juan Sabines Dejan en Bancarrota al Estado de Chiapas: PSM

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Febrero 14..- El exgobernador Pablo Salazar Mendiguchía relanzó este martes la organización política denominada «Movimiento por la Esperanza», que lo llevó al gobierno de Chiapas hace 18 años, pero ahora, afirmó, será para rescatar al estado de la profunda crisis en que lo han sumergido sus sucesores.
En un video difundido en redes sociales, aseguró que cuando dejó el gobierno, en 2006, heredó al pueblo gobernabilidad, una administración moderna, finanzas ejemplares con cero deuda, y una sociedad con estabilidad y entusiasmo social. Sin embargo, seis años después –dijo– todo se revirtió.
“La ganancia se volvió pérdida; el avance, retroceso; el regocijo, frustración; la esperanza, desesperanza; el ánimo colectivo pasó del optimismo al enojo, y éste se convirtió en rabia social”.
En menos de seis años, subrayó, “nos llevaron a la bancarrota”, en clara referencia al gobierno de su sucesor Juan Sabines Guerrero, ahora cónsul en Orlando, Florida.
Las malas políticas públicas “ataron de manos al siguiente gobierno, al punto que hoy la administración de Manuel Velasco Coello paga por intereses de la deuda heredada casi 4 millones de pesos diarios. Al final de este gobierno se habrán erogado alrededor de 13 mil millones de pesos que sólo habrán servido para pagar intereses. Dinero tirado a la basura. ¡Es una locura!”, apuntó.
Y sostuvo que con lo que se pagará de intereses por la deuda pública que heredó Sabines a Velasco, bien se podrían construir siete puentes como el ‘Chiapas’, 12 aeropuertos como el ‘Ángel Albino Corzo’, seis carreteras como la de Tuxtla-San Cristóbal o 20 hospitales como el de Ciudad Salud de Tapachula o el Pediátrico de esta capital.
A esta situación hay que añadir el enojo social en todo el país por los constantes incrementos en la gasolina, energía eléctrica y gas doméstico, el alza en los productos de la canasta básica y la reducción del presupuesto público, destacó.
Según sus dichos, los escándalos políticos han agudizado la rabia colectiva, y lo único que esto ha provocando es mayor desesperanza, la idea de que todo está perdido, que no hay remedio ni soluciones, que todos son iguales.
Aseguró que hay algo peor que no tener para comer, y es el no tener en qué o en quién creer. “Pero ésta y cualquier realidad, por difícil y dolorosa que parezca, es modificable. Lo que hace diferente la perspectiva es la esperanza”.
“La responsabilidad recae en aquellos que teniendo la solución en sus manos, renuncian a ella. Cuando el día de la elección decides no votar, estás dejando que esa minoría comprada te imponga alcaldes corruptos que a los primeros seis meses ya no soportas, o a legisladores irresponsables que con una mano firman una impagable deuda pública y con la otra levantan el dedo para apoyar lo que nos ofende”.

PABLO…LA SOMBRA DEL STAN
Se ha cumplido once años y medio desde aquel día cuando el huracán Stan provocó, con su paso lento pero fulminante, la peor destrucción realizada por un fenómeno natural en la historia de Chiapas. Eso no se olvida y tampoco el fraude cometido en el proceso de la reconstrucción de de la zona afectada sigue impune.
El Gobierno del Estado, que encabezaba Pablo Salazar en ese entonces, no permitió que la ayuda la distribuyera nadie más que ellos, e incluso utilizó el poder de la fuerza pública en contra de que quienes se dispusieron a entregar algún apoyo a los damnificados.
Llegaron también recursos económicos en millones de pesos de parte de altruistas, así como aportaciones federales para restablecer las comunicaciones y otorgar vivienda a los damnificados.
Hubo donaciones de artistas, como el caso del actor Mel Gibson, que envió un cheque por un millón de dólares que hasta hoy en día no se sabe en dónde quedó.
A lo largo de los años, según las investigaciones gubernamentales, se ha comprobado que funcionarios de los dos sexenios pasados –el de Pablo Salazar y el que hoy acusa, de Juan Sabines, hicieron el mayor fraude documentado que se tenga registrado en la historia de Chiapas.
Y es que en el 2007, la Contraloría General del Gobierno del Estado presentó un informe en donde se aseguró que al revisar la primera etapa de la auditoría a los recursos destinados para la reconstrucción de la zona afectada por Stan, en el último periodo de la administración de Mendiguchía, se detectó un fraude por más de mil cien millones de pesos.
La investigación se derivó de la atención jurídica de 69 mil 481 hojas de auditoría, además de las pruebas aportadas en los procesos, como en el caso del extinto Instituto de la Vivienda (INVI) donde fueron analizados 62 tomos que ocupaban un espacio aproximado de tres camiones.
Con ello se comprobó que en realidad, como lo reclamaron en su oportunidad miles de damnificados en más de cien protestas públicas, hubo fraude en la reconstrucción y responsabilidad de más de 500 implicados, la mayoría de ellos funcionarios del Gobierno del Estado y Ayuntamientos, pero también de empresas particulares
A pesar de todo ello han sido once años y medio de impunidad que aún no se olvidan. Por alguna circunstancia no han procedido las demandas que se interpuso ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de Salazar Mendiguchía y sus más cercanos colaboradores, a quienes se les señaló como responsables del desvío de los recursos destinados para la reconstrucción en Chiapas.
Las averiguaciones previas son, por si ya se les olvidó, la TGZ/283/2008, TGZ/301/2008, TGZ/302/2008, TGZ/303/2008, TGZ/229/2008, TAP/ 11/111/2009, FESP/2008-6, entre otras.
En éste nuevo panorama de Pablo Salazar, quien fuera también senador del PRI, quizá ya se le olvidó que en el 2011 fue detenido.
De acuerdo a las autoridades judiciales, estaba acusado de los presuntos delitos de peculado por 104 millones de pesos, ejercicio indebido del servicio público, abuso de funciones públicas, abuso de autoridad y asociación delictuosa.
Quizá también ya no se acuerda el ahora impulsor de ese Movimiento de la Esperanza, que a principios del 2012, un Juez le dictó auto de formal prisión. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello