Migrantes son Vulnerables a Pandillas y Crimen Organizado

947
De izquierda a derecha: Obispos Elías Samuel Bolaños, de El Salvador; Ángel Recinos Lemus, de Zacapa y Esquipulas, Guatemala; Guillermo Ortiz Mondragón, del Estado de México; Álvaro Ramazzini Imeri, de Huehuetenango, Guatemala.
De izquierda a derecha: Obispos Elías Samuel Bolaños, de El Salvador; Ángel Recinos Lemus, de Zacapa y Esquipulas, Guatemala; Guillermo Ortiz Mondragón, del Estado de México; Álvaro Ramazzini Imeri, de Huehuetenango, Guatemala.

*Obispos Concluyen Encuentro.

Tapachula, Chiapas; 31 de Agosto.- Pobreza, desintegración familiar, amenazas de pandillas, extorsiones y asesinatos de sus familiares, provocan que cientos de personas de Honduras, Guatemala y El Salvador estén viajando a México y Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de vida, coincidieron Obispos durante la conclusión de los trabajos del IV Encuentro Frontera Sur y Países de América Central denominado “Caminemos con Cristo Migrante en el Mundo”.
Sin embargo, coincidieron, en su tránsito por México se vuelven vulnerables al crimen organizado y al narcotráfico, que los extorsionan y utilizan para el trasiego de productos ilícitos, donde también están presentes las pandillas que se han convertido en el brazo armado de la delincuencia.
Otra de las preocupaciones para la iglesia católica es que la mara salvatrucha y otras pandillas que están siendo combatidas por los Gobiernos, principalmente en El Salvador, están adquiriendo armas de grueso calibre en México y Estados Unidos.
Los participantes, Álvaro Ramazzini Imeri, obispo de Huehuetenango, Guatemala; Ángel Recinos Lemus, obispo de Zacapa y Esquipulas, Guatemala; Elías Samuel Bolaños, obispo de Zacatecoluca y vicepresidente de Cáritas, El Salvador; Guillermo Ortiz Mondragón, obispo de Cuautitlán, Estado de México y encargado de Dimensión Episcopal de Pastoral de Movilidad Humana, destacaron que el objetivo de estos trabajos ha sido con el objetivo de analizar, compartir experiencias y proyectar acciones pastorales conjuntas para servir a los hermanos migrantes y refugiados en esta zona de México.
Agradecieron la presencia del presbítero Michael Czerny, subsecretario de la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, y del presbítero Robert Stark, asesor de dicha sección, que está bajo la atención directa del papa Francisco.
El obispo Ramazzini Imeri señaló que la migración es un desafío en gran parte del mundo y una prioridad para la iglesia católica. “En esta región la migración se ha vuelto, tal como el papa Francisco la califica, una ‘crisis humanitaria’ que nos exige acciones pastorales decididas y bien estructuradas. Es por eso que hemos analizado sus causas, consecuencias y oportunidades que tenemos como pastores de esta porción del pueblo de Dios en camino”. EL ORBE/Rodolfo Hernández González