Aun no Pagan los Muebles Para Modernizar la Sala de Cabildo

300
Aun no Pagan los Muebles Para Modernizar la Sala de Cabildo
Aun no Pagan los Muebles Para Modernizar la Sala de Cabildo

Tapachula, Chiapas. 09 de agosto. – Los majestuosos muebles que utiliza el Ayuntamiento municipal, representados en el actual Cabildo, son fiados y aún los deben, desde hace varios años.
La idea original fue de las autoridades municipales anteriores, quienes querían unas oficinas muy modernas y acordes a su envestidura.
Para ello contrataron los servicios de la empresa Madera, Muebles y Diseño Carbot, a quien solicitó hiciera el proyecto y presentara el presupuesto.
La petición inicial fue que se hiciera la mesa del Cabildo, en forma de herradura, con finos acabados y fueran una réplica exacta de los cubiles que se encuentran instalados en el Congreso del Estado.
Por eso pidió al propietario de la empresa, Mardoqueo Carbot Trujillo, se trasladara a la capital, Tuxtla Gutiérrez, para copiar a la perfección los muebles, en el acuerdo de que todos los gastos de transporte, viáticos y los que resultaran, serían cubiertos.
Para formalizar todo, se firmó un contrato en septiembre del 2014, en cuyo proyecto se hicieron algunas adecuaciones, como modificar dos centímetros la altura de los muebles, aumentar sillas y otros detalles.
Pasado el tiempo, hubo modificaciones en el último periodo del Ayuntamiento anterior y por ello se tuvo que hacer un nuevo contrato para “agilizar” los pagos; esta vez el 22 de mayo del 2015.
Según narra el propio empresario afectado, en los documentos que firmó la entonces Secretaria de Administración Municipal, Sandra López Gordillo, en representación del Ayuntamiento, se refería a la fabricación de una mesa cubierta, de casi 17 metros lineales de madera sólida, frente con tableros, molduras, zoclo y el escudo de Tapachula tallado a mano, con un terminado en color chocolate con sellador, barniz de poliuretano, entre otros.
La factura expedida por esos trabajos, fue de 138 mil 643 pesos, con el impuesto incluido.
El convenio, según los documentos firmados, establecía que el pago sería 15 días después de haber recibido los trabajos terminados, que ocurrió a finales del 2014.
Meses después, el entonces Secretario de Gobierno Municipal, Luis Enrique Solís Coutiño, le solicitó la remodelación de sus oficinas, en la salvedad de que nuevamente se haría otro contrato en el que se incluiría el adeudo anterior y los 37 mil 108 pesos que se requerían para los otros muebles.
También se pidió que se hicieran remodelaciones en finas maderas a un baño particular en la alcaldía, la cocina integral de ese mismo lugar y que se cambiara el color de las puertas.
Asimismo, la rehabilitación de los forros de madera de las paredes del Cabildo y de otras puertas de diversas dependencias. La suma global de todos esos trabajos ascendió a 240 mil 351 pesos.
A falta de pago, según Carbot, decidió ingresar a una sesión de cabildo para exponer públicamente su caso, el cual fue analizado en reuniones posteriores que concluyeron en una orden de pago, que nunca se cumplió.
Al cambio administrativo se presentó ante las actuales autoridades para explicar su caso, el cual fue turnado a la tesorera, Alma Rosa Cueto, quien asegura lo trajo en estos casi tres años de periodo de un lado para otro, y tampoco le pagó.
El problema fue puesto en manos de varios funcionarios y regidores de varios partidos políticos, pero no pasó nada.
De acuerdo a Mardoqueo, cuando construyó esos muebles especiales solicitó créditos bancarios que lo han agobiado durante todos estos años y están a punto de llevarlo a la ruina.
Asegura que cumplió hasta con las más difíciles exigencias en los trabajos realizados, incluyendo la construcción de tres escudos y hasta el guarda-bandera.
Para avalar todo lo que ha pasado en estos años para cobrar sus muebles, presentó copias de un amplio expediente bien requisitado, que incluye contratos, convenios, acuerdos firmados, actas de Cabildo, facturas, órdenes de trabajo, entre otros.
Puntualizó además que en esta administración le han pedido desarmar en varias ocasiones esa mesa de Cabildo para ocupar el espacio o para trasladarla a otros recintos, y que esas tareas tampoco han sido reconocidas.
A escaso mes y medio de que concluya esta administración municipal, señala que el expediente de su caso lo ha presentado también al Congreso del Estado y los órganos internos y fiscalizadores, para que se finquen responsabilidades, pero, sobre todo, para que le paguen. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello