Otra Caravana con más de 300 Salvadoreños Arriban a la Frontera Sur

536
El nuevo contingente intentó ingresar por la fuerza por el puente “Rodolfo Robles”, pero la policía mexicana se lo impidió. Esperan la llegada de otros migrantes para que en grupo crucen por el río Suchiate.
El nuevo contingente intentó ingresar por la fuerza por el puente “Rodolfo Robles”, pero la policía mexicana se lo impidió. Esperan la llegada de otros migrantes para que en grupo crucen por el río Suchiate.

Tapachula, Chiapas; 20 de Noviembre.- El Gobierno de Guatemala no pudo persuadir a unos 300 salvadoreños de que no ingresaran a su territorio en forma de caravana el fin de semana y llegaran a los límites con México en las últimas horas para seguir los pasos de sus connacionales y de los otros flujos de migrantes.
Los extranjeros, en donde viajan familias enteras, jóvenes y niños, trataron de cruzar el Puente Internacional Rodolfo Robles (Suchiate 1) en la mañana de este martes, el cual había sido nuevamente reforzado.
Ahí, las autoridades mexicanas les informaron que para poder cruzar ese punto deberían de hacerlo de manera legal y organizada.
Al principio todos habían accedido, pero se percataron que tenían que presentar sus identificaciones y ser sometidos a otras evaluaciones para poder determinar su identidad real, su origen y verificar la posibilidad de que pudieran contar con alguna orden de localización o aprehensión en su contra.
De acuerdo a testigos, la noticia no fue bien recibida por los migrantes e hicieron un intento por entrar a la fuerza, pero la presencia de los uniformados los hizo recapacitar y replegarse de nueva cuenta al parque central de la comunidad guatemalteca de Tecún Umán, a un kilómetro de la frontera.
Sin embargo, unos 20 de ellos decidieron quedarse en el cruce internacional y presentar su documentación a las autoridades mexicanas, además de aceptar ser investigados.
Con ello y de acuerdo al protocolo, ese grupo se hizo merecedor de aspirar a obtener la calidad de refugiado en el país y esperar en Tapachula hasta 45 días, en tanto se da una resolución de cada uno de sus casos.
La condición es que no pueden dejar la ciudad y, de negarles su solicitud, ser repatriados a sus naciones de origen, tal y como también esperan otros 3 mil 200 en Tapachula.
Se cree que los salvadoreños de esa caravana esperarán a que lleguen otros migrantes de diversas nacionalidades para tratar de cruzar a México como los han hecho los otros cuatro contingentes que les antecedieron; es decir, cruzar el río masivamente y acceder a Chiapas de manera ilegal.
Por lo pronto, en la tarde de este martes se reportó que ese Puente Internacional se encontraba libre de migrantes, pero bajo vigilancia federal.
Esas caravanas están ocasionando disturbios sociales en territorio nacional, como en la ciudad de Tijuana, donde la sociedad está a punto del enfrentamiento con ellos, porque señalan que perjudican la relación con los Estados Unidos y cierran las garitas a los mexicanos.
También se ha viralizado en las redes sociales que muchos de esos migrantes no aceptan que les regalen de comer frijoles o tacos “porque no son chanchos” (cerdos), y prefieren tirarlos a la basura, al igual que ropa, cobertores y otro tipo de ayuda humanitaria. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello