Alertan de Carne Contaminada en los Mercados de Tapachula

1081
Alertan de Carne Contaminada en los Mercados de Tapachula
Alertan de Carne Contaminada en los Mercados de Tapachula

*Demandan Intervención de Autoridades Sanitarias.

Tapachula, Chiapas; 23 de Enero.- Tras el decomiso de una res contaminada con Tuberculosis bovina en el rastro municipal de Tapachula, que fue detectada tras los procesos de inspección médica, advierten a la población sobre la posible comercialización de canales infectados de enfermedades, ya que más del 80 por ciento que ingresa a los mercados públicos no recibe la vigilancia sanitaria adecuada.
El director del rastro municipal de Tapachula, Jorge Ortiz Arévalo, afirmó que en los mercados públicos de la ciudad se comercializan alrededor de 70 reses diarias, de las cuales sólo se sacrifican alrededor de 20 animales en este inmueble, donde se lleva una estricta revisión sanitaria, lo que deja entrever que la mayor cantidad de productos cárnicos que se consume en la ciudad no tiene un control, ya que se sacrifican en ranchos o en el municipio de Mapastepec.
Dijo que en el rastro de realiza una revisión física al animal en pie y una vez sacrificado, la inspección se especifica en la cabeza y en las vísceras, cuya vigilancia es llevada a cabo por médicos certificados del mismo inmueble, del municipio y de la Secretaría del Campo.
Señaló que en reiteradas ocasiones han solicitado a las autoridades operativos permanentes para impedir el ingreso de productos cárnicos contaminados y de dudosa procedencia a los centros de abasto, toda vez que el consumirlo representa un riesgo a la salud de la población, pero hasta el día de hoy los esfuerzos son insuficientes.
Detalló la res decomisada el pasado sábado en el rastro de Tapachula provenía del rancho «San Ramón» del municipio de Arriaga, cuyo propietario es Ramón Peregrino, y lo más curioso es que el introductor del animal es Francisco Argueta, quien es conocido por sacrificar a diario en el rastro de Mapastepec, establecimiento que no cumple con las medidas sanitarias.
Puntualizó que si la res decomisada hubiera sido sacrificada en los mataderos clandestinos o incluso en el rastro de Mapastepec, no hubiera pasado nada y la carne hubiera llegado a los mercados y la salud de la población estuviera en riesgo, porque la enfermedad es transferible al humano.
Finalmente, urgió a las autoridades sanitarias reforzar los operativos para impedir que carne de dudosa calidad ingrese a los mercados de la ciudad y con ello prevenir riesgos en la salud de la población, además de establecer una campaña permanente contra la enfermedad en los ranchos ganaderos de la costa, que es donde se ha detectado la tuberculosis bovina. EL ORBE/Mesa de Redacción