Parque del Café Presenta Daños, Charcos e Inseguridad

156
Parque del Café Presenta Daños, Charcos e Inseguridad

Tapachula, Chiapas; 18 de Agosto.- A escasas horas de que fuera reinaugurado el Parque del Café, al norte de la ciudad, ya presenta serios problemas de inundación por humedales, socavones, así como áreas destrozadas y de alto riesgo para la población.
Se desconoce cuántos millones de Pesos serán reportados como inversión en ese lugar que, el Gobierno Federal, asegura rehabilitó para la población migrante extranjera que se encuentra en Tapachula, en espera de ser beneficiado con alguno de los programas impulsados en los últimos meses.
Esa extensión de terreno es rodeada de vertientes que, algunas, son conducidas por pequeños canales y tuberías hacia un río contiguo.
Poco antes de que fuera cortado el listón de reinauguración este sábado, personal de logística gubernamental se percató de que el agua estaba brotando por varias partes, incluso a unos metros de donde había sido colocado el presídium.
Una de las porterías del campito de futbol estaba literalmente flotando en el agua, mientras que se estaba formando una laguna que amenazaba con avanzar rápidamente hacia donde sería el evento.
Para ocultar el error, a alguien se le ocurrió colocar grava sobre el agua en pleno campo. Por un rato desapareció el charco, pero más tarde volvió a surgir por los costados.
Algo similar se hizo en el acceso de vehículos para dejar debajo el problema. Este domingo ya eran lodazales en las que, en cualquier momento, los carros quedarán atascados.
Las corrientes de agua ya han erosionado también varias partes del lugar, sobre todo en la entrada donde hay grandes canales, deslaves y hasta un socavón que ocupa casi la mitad de la carretera.
Aún no se sabe los motivos por los que las unidades de Protección Civil Estatal y Municipal, que estuvieron en el evento, no clausuraron las instalaciones por el alto riesgo que significa llegar al lugar y a las áreas circunvecinas.
No hay señalamientos preventivos que refieran el evidente peligro que no se puede ocultar. Apenas 24 horas después de la flamante reinauguración, hay partes de esa obra que están a punto de colapsar.
La malla perimetral está literalmente destrozada en varios sectores. En uno de ellos, ubicado en donde entraron los funcionarios para inaugurar el recinto, la dejaron sostenida con palos y ramas para que no se cayera.
Ahí también hay una caseta de vigilancia, que, se supone, se incluyó en la “modernización”. En realidad, la pintaron de blanco y solamente contó con un policía durante el tiempo que duró el evento. Después quedó abandonada.
Grupos de migrantes que radican en colonias circunvecinas al parque, ya lo han empezado a utilizar. La mayoría decidió emplearlo como lavadero de ropa, personas y sábanas, baños públicos y para otras situaciones personales.
Las porterías de futbol, las canastas para basquetbol y los juegos para niños, fueron convertidos en tendederos de ropa.
Algunos africanos que llegaron a ese lugar este domingo para bañarse en el río, lavar su ropa y secarla, descartaron la posibilidad de quedarse a dormir ahí, por problemas de inseguridad.
Ante ese panorama, hay la sospecha de que las otras infraestructuras que fueron inaugurada este sábado también pudieran tener vicios ocultos y ser, como sucedía en antaño, una manera para desviar recursos del erario.
Se espera que esas inversiones sean auditadas para no robar, no mentir y no traicionar, y fincar las responsabilidades a quienes permitieron destinar los recursos sin antes hacer las reparaciones para no poner en riesgo la vida de los migrantes que acudan a ese lugar. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello