Exigen Reparación de Calles a Julio Calderón Sen

577
Padres de familia del Jardín de Niños “Miguel Álvarez del Toro”, denuncian que le solicitaron al Edil de Cacahoatán el bacheo de la calle que va a la institución, pero sólo les mandó a regar arena, la cual ya fue “lavada” por las lluvias.

* En Cacahoatán.
* Resultó ser una Papa.

Cacahoatán, Chiapas; 3 de Octubre.- Como un vil engaño de parte del alcalde Julio César Calderón Sen calificaron padres de familia el que les haya mandado a reparar una calle con arena, que la corriente de agua que se formó en la primer lluvia se la llevó y quedaron nuevamente los baches.
En representación de los padres de familia del Jardín de Niños y Niñas “Miguel Álvarez del Toro”, ubicado en el Barrio La Unidad, de este municipio, Rosario Henestrosa, precisó que hace algunas semanas realizaron una protesta frente a la Presidencia Municipal por el abandono en el que los mantiene el Alcalde respecto a obras de infraestructura en esa comunidad.
Dijo que entre los planteamientos destaca la reparación de la calle que pasa frente a la institución educativa, donde transitan los padres de familia y los niños, toda vez que se encuentra en malas condiciones, pidieron que fuera emparejada con maquinaria pesada y compactada con material pétreo.
Añadió que, como resultado de la presión, les mandaron la arena que fue dejada con un camión de volteo, pero no la compactaron y en la primera lluvia el agua lo “lavó”, toda vez que esa calle se convierte en un río y nuevamente el problema apareció.
Henestrosa manifestó que es lamentable la burla del alcalde Julio César Calderón Sen que en nada se ha preocupado por atender las demandas de los habitantes en este barrio, donde las calles se encuentran en mal estado, la ola de inseguridad es bastante alta, es nula la vigilancia policiaca, y falta alumbrado público.
Conforme pasan los días la lluvia sigue “lavando” la arena que prácticamente ya desapareció, por lo que reiteró su llamado a la autoridad municipal para que ya se ponga a trabajar con responsabilidad y deje de burlarse del pueblo.
La única solución para esta calle es que se pavimente, de lo contrario siempre habrá problemas, sobre todo si le siguen colocando material de mala calidad para engañar a la población, así como las madres de familia y sus hijos que por ahí caminan para llegar al plantel, lo mismo que los docentes y el personal administrativo. EL ORBE / Rodolfo Hernández González