Gobierno Federal Concederá Residencia a Africanos

503

Tapachula, Chiapas; 5 de Octubre.- Luego de dos meses de manifestaciones, marchas, plantones, enfrentamientos con militares y policías, entre otros, en la tarde de este sábado, el Gobierno mexicano decidió otorgar el estatus de residente permanente a los africanos varados en Tapachula.
Por ello, personal del Instituto Nacional de Migración (INM), apoyados con traductores en francés e inglés, informaron la resolución adoptada por la administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.
Según lo que informaron los agentes del INM a los extracontinentales en la explanada externa de la Estación Migratoria “Siglo XXI”, al norte de la ciudad, es que durante el sábado atenderían a los primeros 98 africanos enlistados, mientras se adecuaban las instalaciones.
Luis García Villagrán, director del Centro de Dignificación Humana, dijo que luego del registro, habrá un plazo no mayor a 15 días para que se les entregue la residencia, aunque se podrían empezar a liberar desde el mismo lunes.
Con ese documento, según aclaró, ese grupo de migrantes estará legalmente en México y podrá establecerse en cualquier parte de la República, además de tener acceso a empleos y otras garantías individuales que se establecen en la ley.
Luego de una reunión con los africanos y de que empezarían a atenderlos, señaló que el interés de la gran mayoría de ellos, si no es que todos, es abandonar lo más pronto posible al Estado de Chiapas.
Se estima que, una vez que reciban el documento, empiecen a migrar en pequeños grupos y en diversos medios de transporte hacia otras regiones del país, aunque cada quien tomará su propia decisión en torno a su destino.
Les han informado que los beneficiados son alrededor de mil africanos que el Gobierno declaró como apátridas (que no tienen patria) y que, por lo pronto no se sabe qué pasará con los otros seis mil de ese mismo continente que también deambulan en Tapachula.
También dio a conocer al rotativo EL ORBE, que la condición para que se les concederá esa regularización fue que desistieran de los amparos que se habían promovido en estos meses, dentro del juicio que se abrió como alternativa para seguir su camino hacia los Estados Unidos.
Además, tenían que aceptar ese ofrecimiento del Gobierno Federal y desistir de la solicitud del oficio de salida, el cual les permitía transitar por todo territorio nacional y salir en cualquier frontera en un plazo no mayor a los 20 días.
Luego de los primeros 98 registros de este sábado, ha quedado suspendida la salida en caravana que tenían programada para las próximas horas.

INM Informa Sobre los Amparos.
Por su parte, el INM emitió un informe en la noche de este sábado, sobre la situación de migrantes originarios de África y otras nacionalidades, varados en Tapachula.
Dio a conocer que, de los cinco amparos presentados por una organización de la sociedad civil ante Jueces de Distrito radicados en Tapachula, tres de ellos han concluido al no ser ratificadas las demandas.
En estos tres juicios estaban representados 101 personas extranjeras que se ampararon ante la deportación y por privación ilegal de la libertad.
Los dos amparos restantes, indicó la dependencia, se encuentran en suspensión hasta por un año para ratificar la demanda y si no se lleva a cabo este acto, se tendrá por no interpuesta. En esos estaban otros 102 extranjeros que recurrieron al amparo por las mismas causas.
Con la política migratoria impulsada por el Gobierno de México, “el INM ha atendido desde el pasado 2 de septiembre, a migrantes procedentes de África y otras nacionalidades que se encontraban al exterior de la Estación Migratoria Siglo XXI”, informó.
En ese contexto indicó que, hasta la fecha, el Instituto ha “orientado” a 770 extranjeros respecto a las opciones legales aplicables a cada caso, a fin de regularizar su estancia en el país, “quienes tendrán respuesta de sus trámites en los próximos días”.
Se tiene confianza de que, al menos en esta ocasión, las autoridades federales cumplirán con ese compromiso de entregar la residencia a los africanos para que puedan salir del Soconusco, al que han llamado “una cárcel” o “el muro invisible de Trump”.
Por lo pronto, los extracontinentales han decidido pactar una tensa tregua, en tanto les entregan los documentos con los que puedan salir de Tapachula, aunque, luego de esperar todo el año, la desconfianza sigue creciendo en cada momento. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello