Paupérrimas Calles en el Fraccionamiento Bonanza

466
Paupérrimas Calles en el Fraccionamiento Bonanza

* Son de las más Destrozadas de Todo Chiapas.

Tapachula, Chiapas; 9 de Noviembre.- Las calles del fraccionamiento Bonanza, al oriente de la ciudad, ya son consideradas entre las más destrozadas de Chiapas, al grado de que el transporte público se resiste entrar a ese sector, “porque son un camino sólo para carretas”.
La promesa que hizo en campaña el ahora alcalde, Oscar Gurría Penagos, de modernizar ese lugar, así como la esperanza del cambio que se prometió, fue un espejismo que se ha ido desvaneciendo rápidamente.
Vecinos del Circuito Reforma, de ese lugar, coincidieron en que se encuentra en deplorables condiciones y afecta a cientos de familias en las más de 50 manzanas habitacionales y sus aproximadamente 2 kilómetros de distancia, en ambos carriles.
El deterioro de las calles es devastador. Primero desapareció la carpeta asfáltica, después el adoquín que estaba abajo y, ahora, son hoyos gigantescos.
Los pobladores han recurrido a todo, desde ir a suplicar a Gurría y compañía que sean escuchados sus reclamos, hasta enviar sus quejas a diversas oficinas, aunque la respuesta ha sido la misma: Nada.
Mientras, han rellenado los cráteres con basura, escombro, arena, piedras, tierra y todo lo que se pueda, pero son alternativas para un par de días.
Lamentablemente, quienes más sufren las consecuencias de la irresponsabilidad del Gobierno Municipal que falta a su obligación de ofrecer servicios públicos de calidad, son los grupos vulnerables, como los que padecen de alguna discapacidad.
Roberto de Jesús Zapata Cancino, vecino de ese fraccionamiento que vive postrado en una silla de ruedas, dijo en entrevista para EL ORBE, que ahora deben vivir encerrado en las cuatro paredes de su casa.
“Fui libre. Iba yo hasta Soriana a hacer mis compras o a Villita de Guadalupe los domingos a misa. En fin, podía salir de aquí”, indicó.
Ahora, según narró, tiene que buscar a alguna persona conocida para que le haga el favor, “pero la gente buena también se cansa”.
Otros expresaron que, independientemente de ello, hay constante desabasto de agua potable, el camión recolector de basura llega muy de vez en cuando, no funciona el alumbrado público y los índices de inseguridad se han incrementado alarmantemente este año.
Por ejemplo, Osmar Ramírez García, miembro del Comité de ese fraccionamiento, indicó que han cooperado para que tiren escombro para rellenar los agujeros de las calles.
“No hay atención por parte del municipio. Los árboles están bien grandotes, no tenemos alumbrado público, esto genera inseguridad para las personas que andan en la noche, como los estudiantes y los trabajadores. Aquí ya se han suscitado muchos asaltos”.
En la entrevista con este medio de comunicación, abundó que “estamos abandonados por el Presidente en turno, porque mire cómo está, todo destruido. No da muestra de interés hacia Bonanza. Ya lleva un año este Presidente y no ha habido nada».
Los colonos consideraron que el actual Ayuntamiento, incluyendo a los miembros del Cabildo, no les interesa en lo más mínimo de lo que pasa en las colonias de la ciudad y que muy probablemente ni las conocen, porque varios de ellos ni siquiera hicieron campaña de proselitismo.
Al final, algunos propusieron que sembrarán arbolitos en las calles, en medida de protesta de lo que están viviendo, mientras que otros indicaron que sería mejor tomar medidas drásticas. EL ORBE/Mesa de Redacción