Burocratismo de CONAPESCA Frena Explotación de Ostión y Langosta en Puerto Madero

503
Burocratismo de CONAPESCA Frena Explotación de Ostión y Langosta en Puerto Madero

Tapachula, Chiapas; 17 de Noviembre.- En este momento no existe una autorización para la explotación del ostión en esta zona, porque la autoridad, en este caso la Conapesca, es una dependencia extremadamente lenta en dar respuesta a los planteamientos, afirmó Vicente Castro Castro, profesor investigador el Centro de Investigaciones con Visión para Centroamérica de la Universidad Autónoma de Chiapas.
Los cooperativistas de ostión de Puerto Madero han hecho solicitudes, pero han pasado años y no hay respuesta y cuando se las han dado, se basa en nuevos elementos que no se incorporaron a la solicitud inicial porque ya cambió el tiempo, agregó.
Entonces, precisó, es una situación compleja de parte de la Conapesca que no atiende con oportunidad las solicitudes y los cooperativistas que viven de eso no han podido regularizar, aunque lo han intentado y han invertido, pero aun así se saca el molusco y comercializa porque sostiene a muchas familias, y además activa la economía turística de Puerto Madero, porque mucha gente va por el consumo de ostión.
Lo que sí también vale la pena mencionar es que la Secretaría de Salud cotidianamente maneja un programa de monitoreo para verificar que el ostión esté en condiciones adecuadas para el consumo, y cuando detecta algún posible riesgo es cuando inmediatamente activa una veda para el consumo, explicó.
Lamentablemente esta veda cuando se activa perjudica la economía de la localidad y a los mismos pescadores porque no se les dan alternativas para su sostenimiento y el de sus familias, porque originalmente el motivo de la veda no es responsabilidad de los cooperativistas, sino que es responsabilidad prácticamente de toda la zona media, baja y alta del continente que vierte muchos desechos hacia el mar, y al juntarse con nitrógeno y fósforo hace que haya un crecimiento exponencial de las microalgas y viene a generar lo que comúnmente se conoce como “marea roja”
A esto hay que hay añadirle que tampoco se cuenta con un sistema de alcantarillado adecuado en las poblaciones costeras y provoca que las bacterias coliformes se mantengan y contaminan los ostiones, pero para eso la Secretaría de Salud, periódicamente hace un monitoreo de ostión y de agua.
Castro Castro añadió que la falta de los permisos para los cooperativistas se debe a que la resolución la expiden en Mazatlán, Sinaloa, que donde está la oficina central de Conapesca, hay un burocratismo enorme. EL ORBE / Rodolfo Hernández González