Pobladores Inconformes Bloquean Cacahoatán

180

Tapachula, Chiapas; 16 de Enero.- Policías de diversas corporaciones policiacas arribaron en la madrugada de este jueves a la comunidad de Faja de Oro, en el municipio de Cacahoatán, en donde catearon diversas viviendas y detuvieron, al menos, a cinco personas.
De acuerdo a pobladores, los uniformados llegaron en varias patrullas y eran apoyados por elementos militares, quienes desplegaron un amplio operativo.
Los primeros datos señalan que se cumplía con varias órdenes de aprehensión relacionadas con los hechos sangrientos ocurridos en esa comunidad en los últimos días, en la que fue asesinada una niña y un adulto linchado.
En las acciones fueron detenidos seis presuntos involucrados en el asesinato del que fue señalado por la turba como el violador y asesino de la menor.
Personal de la Fiscalía General del Estado encabezó el operativo con la participación de elementos policiacos estatales, de la Guardia Nacional y la Marina-Armada de México.
Como se recordará, Alfredo “N”, fue detenido el pasado viernes 10 de Enero luego de haberse localizado el cuerpo sin vida de la niña Jarid “N”, de seis años de edad, siendo atado a un poste por un grupo de pobladores, que finalmente lo quemó vivo.
Por ello se iniciaron las investigaciones relacionadas con los dos hechos, por lo que la madrugada de este jueves se efectúo una serie de cateos que permitieron la detención de los presuntos involucrados en el linchamiento.
Los detenidos fueron trasladados a Tapachula y puestos a disposición de la autoridad competente, en donde se les dará a conocer su situación jurídica.
Derivado del operativo y el aseguramiento de esas personas, habitantes de esa comunidad iniciaron bloqueos sobre la carretera Cacahoatán-Unión Juárez, en la que demandaron la libertad de los detenidos.
Por la tarde, una comisión de funcionarios llegó hasta el lugar del bloqueo para tratar de persuadir a los inconformes a que desistan de esa postura y se restablezca el tránsito vehicular, pero la mesa de diálogo fracasó.
Hasta el cierre de la edición, el bloqueo permanecía y la situación estaba completamente tensa.
Los mismos pobladores no permitieron que los representantes de los medios de comunicación cumplieran con su trabajo y tampoco que civiles tomaran fotografías y videos, ante el temor de ser también acusados de otros delitos, como el ataque a las vías de comunicación.
En la zona se encuentran desplegados elementos de la Guardia Nacional y Seguridad Pública del Estado y por ello, se cree que en cualquier momento se podría ordenar el desalojo con el uso de la fuerza pública.
Mientras tanto, las investigaciones continúan en ambos casos y se prevé que en las próximas horas se puedan dar a conocer los avances. EL ORBE/ Ildefonso Ochoa Argüello