La Presidenta de Tapachula

229
La Presidenta de Tapachula

Bien dijo López Obrador, los que trabajan en la informalidad se les apoyará para que estén en sus casas y no sean sujetos del Coronavirus. Los pobres primero.
En el caso de las empresas no se les condonará ningún impuesto, que se rasquen como puedan y si pierden parte de su capital es su problema; no como los Diputados, Senadores y todos los que viven de los impuestos -del presupuesto-, el INE es uno de ellos, los que tanto peleaban el hueso y ahora se van a descansar para no “contaminarse” sin importarles lo que suceda con los demás.
Simplemente aquí, en Tapachula, la burocracia que tanto se pelea por la silla china ahora quiere descansar y huir de la contaminación, pero eso sí, la alcaldesa Urbina tiene un tugurio en la “Plaza Cafeto” que lo cierra a las 3 de la mañana y si piden botella, cierra hasta que se termine.
Los jóvenes llevan contaminación a su casa; de nada sirve que sus papás, mamás, así como los abuelitos se cuiden, si aquellos llegan borrachos y bien “lengüeteados”.
Pero volviendo al caso. Los burócratas, en estos días de guardar, no gastan ni en gasolina al no salir de casa. Por lo tanto, es buena la determinación de López Obrador, que las empresas y sus trabajadores laboren, claro, pero en caso de una contingencia que de verdad las obligue parar actividades, ¿qué harán?
Por eso se subraya la necesidad de que las empresas deben ser apoyadas para que puedan subsistir, para mantenerse a sí mismas y a sus empleados, ya que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en su artículo 429, prevé, por la parte patronal, la acción a seguir en caso de una emergencia sanitaria, lo mismo sucede en casos señalados en su artículo 427.
Ahora, si llegasen a declarar una contingencia sanitaria en Chiapas, como está pasando en Europa y otros países, se debe destinar recursos al sector empresarial, tal como lo dispuso Donald Trump para las empresas norteamericanas.
Lo curioso del caso es que Estados Unidos, considerada una de las naciones más inteligentes y, supuestamente, la que se mete en todo, no haya investigado y reclame a China la nula información sobre el Coronavirus. ¿Dónde está la CIA, el FBI y sus viejos disfrazados de hipies?, la inteligencia americana no sirvió, y eso que se supone nos tiene a todos vigilados.
Lo bueno es que ya está inventando una prueba con la cual se va a detectar, en menos de una hora, a los contagiados de Coronavirus, con la idea de poder atenderlos lo más rápido posible y evitar la propagación del mal.
Y como ejemplo, se puede mencionar a Alemania, uno de los países de la Segunda Guerra Mundial, pero a la fecha es quien a nivel mundial tiene menos casos porque está aplicando pruebas a todos los sospechosos.
Volviendo a nuestra zona, en Mazatán, una persona que estaba en Estados Unidos llegó a ese municipio para reunirse con su familia, pero no fue checado en el aeropuerto; hoy, toda la comunidad mazateca anda con el ‘Jesús’ en la boca y esa Villa puede ser noticia mundial en caso de un brote de Coronavirus importado, ¿qué autoridad se avienta para hacerle la prueba?, se dijo que en los aeropuertos, a todos, sin excepción, les realizarían la prueba para saber si estaban contagiados de Covid19, pero no es así, y el joven señalado es la mejor evidencia de esta contradicción.
Ante todo lo anterior, la Presidenta de Tapachula debe poner el ejemplo y cerrar todo tugurio, pues “El Bebedero”, donde hubo una balacera, fue reabierto. ¿De a cómo habrá sido el “servicio”?
Tapachula, para que con el tiempo seamos el lugar con menos casos y menos problemas, debe tomar precauciones, y quien se sienta mal debe checarse y cooperar.
Por otro lado, López Obrador manifiesta que todavía se puede andar en la calle y comer, hacer el gasto, andar exponiéndose; se debería analizar lo que dice, porque entonces no tendría caso encerrarnos a la fuerza…digo…