Migrantes se Apoderan del Transporte en la Frontera Sur

347
Migrantes se Apoderan del Transporte en la Frontera Sur

*Con Triciclos y Tuk-tuk. Cada día más Insoportables.

Tapachula, Chiapas; 1 de Mayo.- Migrantes centroamericanos se han ido apoderando rápidamente del comercio informal y del transporte irregular en Tapachula y en los municipios de la Frontera Sur, bajo la anuencia de algunas autoridades.
Se calcula que más de 25 mil vendedores ambulantes realizan sus operaciones en áreas públicas de la región, con mercancías de dudosa calidad y origen.
Algunos de ellos argumentan que ya han pagado “los permisos” a sus líderes y otros, que apenas pueden hablar el español, señalan que “los derechos humanos” los protegen y, por tanto, no se les puede decir nada.
Aunando a eso, ahora también han entrado a una amplia red del transporte público en triciclos, mototriciclos y en los llamados “tuk tuk”.
Sin concesión, permisos o seguros para el pasajero, ya invadieron las calles y carreteras de la región, sin que sean sancionados.
Edgar “N”, propietario de un mototriciclo, reconoció en entrevista para EL ORBE, que la ruta en la que trabaja es por todo el Libramiento, hasta llegar al fraccionamiento “Los Coquitos” y viceversa, es decir, en tramos estatales y federales.
Aún cuando reconoció que se pone en riesgo la vida de los usuarios, señaló que en su “unidad” transporta hasta cinco personas al mismo tiempo, “porque esa es su máxima capacidad”.
Dejó en claro que, hasta el momento, no ha habido ninguna autoridad que les llame la atención por estar realizado ese servicio.
El conductor y sus pasajeros tampoco están cumpliendo con las disposiciones de la Secretaría de Salud en torno a la pandemia del Covid-19, con lo que se refiere al uso de gel antibacterial, cubrebocas, mucho menos la sana distancia.
En los últimos días ha habido varios accidentes en los que se han visto involucrados ese tipo de transporte con fatale consecuencias, pero no se ha fincado responsabilidad a los funcionarios por la omisión de sus obligaciones. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello