Asi Están los Balseros en el Río Suchiate

1172
Asi Están los Balseros en el Río Suchiate

Tapachula, Chiapas; 7 de Mayo.- En la parte crítica de la contingencia, cientos de toneladas de mercancías de dudosa procedencia y miles de migrantes están cruzando ilegalmente de Guatemala hacia Chiapas, sin protección sanitara alguna y sin que ninguna autoridad esté presente.
Para ello, alrededor de 500 balseros se dividen en dos grupos divididos por nacionalidad, para operar tres días a la semana cada uno y descansar el domingo.
Han colocado diques con costales de arena para incrementar el caudal del río que sirve de referencia limítrofe y obligar con ello a los que pretenden cruzar de manera ilegal, a tener que contratar las balsas.
Mientras que los puentes siguen colocadas las mesitas -que el Gobierno llama filtros sanitarios- para verificar la salud de los extranjeros, aunque a unos metros de ahí, al menos en los cinco puntos informales más grandes de la región, no hay absolutamente nadie cuidando que se cumplan las disposiciones sanitarias.
En esos cruces, tampoco hay vigilancia del personal del Instituto Nacional de Migración (INM), de Aduanas o de la Guardia Nacional.
Cruzar por el río, No hay Otra Alternativa.
En torno a ello, Valentín Morales, comerciante en el municipio de Suchiate, dijo en entrevista para rotativo EL ORBE, que hay personas de Guatemala que tienen la necesidad de cruzar a Chiapas a comprar alimentos, sobre todo grupos de familias de escasos recursos económicos.
Y es que la paridad de la moneda guatemalteca (Quetzal), equivale actualmente a 2.5 Pesos Mexicanos, es decir, comprar mucho más con menos dinero.
Señaló que los migrantes y las mercancías están ingresando a territorio nacional porque los puentes internacionales están cerrados para ello y, “entonces, no hay otra alternativa”.
La mercancía de contrabando que está cruzando de un lado a otro, según reveló, son principalmente artículos de la canasta básica y otros alimentos.

Si no Llevas Máscara te Multan.
Por su parte, Tito Morales, un connacional que regresó recientemente de Estados Unidos a Chiapas, comentó que puedes cruzar de un lado a otro de la frontera utilizando las balsas del río y, de llegar a Guatemala, sólo puedes utilizar carros particulares porque están suspendido los autobuses.
El flujo de todo tipo de mercancías y de personas en esa franja limítrofe entre las dos naciones, son en ambas direcciones y desde las 04:00 de la mañana, reconoció.
Señaló que en esos cruces informales ubicados en Ciudad Hidalgo hay ese tipo de facilidades, porque en la comunidad de Frontera Talismán las cosas están paralizadas y los puentes internacionales también.
En el caso del intenso movimiento de migrantes, señaló que se ha percatado que pueden abordar las balsas sin necesidad de usar cubrebocas y llegar a territorio mexicano, igual sin protección alguna y transitar en medio de la gente.
Por el contrario, abundó, los que se trasladan hacia el suelo chapín, tienen que ponerse los cubrebocas y adoptar otras medidas que en ese país ya son obligatorias.
“Allá, si no llevas la máscara te cobran multas. Aquí no hay problema. Todo está normal como siempre. En Guatemala las autoridades son más estrictas”, indicó.
El Comercio en la Frontera es un mal Necesario.
En su oportunidad, Juan José González, director de la escuela primaria “Ignacio José de Allende”, en Ciudad Hidalgo, dio a conocer que la situación se puso crítica por los problemas colaterales que está dejando la presencia del Covid-19.
“Es una cuestión delicada, porque la gran mayoría en el municipio de Suchiate vive del comercio, no hay fabricas ni ensambladoras”, apuntó el docente.
Reconoció que es un peligro latente el hecho de que siga pasando los migrantes y las mercancías, “pero el comercio es un mal necesario en el municipio”. EL ORBE/ Ildefonso Ochoa Argüello