Huixtla Hundido en Calles y Banquetas Destrozadas por Incompetencia del Alcalde José Luis Laparra

393
La actual administración se caracteriza por el abandono de obras y la nula atención a los sectores productivos de ese municipio.

Tapachula, Chiapas; 29 de enero del 2021.- El municipio de Huixtla está atravesando la peor administración que se tenga en la historia con su aún alcalde, José Luis Laparra Calderón, emanado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), y quien goza de impunidad.
La cabecera municipal semeja una zona de guerra bombardeada, donde las calles y banquetas están completamente destruidas y son el claro reflejo de lo que el ayuntamiento local ha hecho en los últimos dos años y medios, con la complicidad de regidores y síndico, que sumisos guardan silencio de todas las irregularidades.
Para ejemplo de ello, Jonathan Morales Roblero, encargad de un comercio en el centro de la ciudad, dijo en entrevista para EL ORBE que las supuestas obras de romper las banquetas para construir banquetas, quedaron abandonadas desde principios del año pasado.
“Siempre afecta a toda la mayoría porque a veces no se puede caminar. Hay viejitas que tienen que bajarse de la banqueta, porque de repente se tropiezan y pueden caer. De hecho, varias veces ya se han caído, todos los que caminan por ahí se han caído”, explicó.
Según su versión, no es seguro caminar por las banquetas del propio centro de la ciudad, y las personas de la tercera edad se ven obligados a bajarse al flujo vehicular, “y así está en cualquier lado”.
Dijo que la justificación fue que meterían cableado subterráneo, pero rompieron todo, se fueron y ya no regresaron, dejando todo abandonado.
Lamentó que, para poder componer esas banquetas, ya les han dicho que también romperán más calles, de las pocas que aun funcionan.
“Eso es lo que pasa, nada más las andan rompiendo y no las componen, donde quiera rompen y, quizá, lo que deberían de haber roto una calle y componerla de inmediato, y no como tienen a toda la ciudad”, agregó”.
Desde su punto de vista, en el ayuntamiento local no hay planeación ni organización en los trabajos, incluso que los funcionarios actuales no se percatan de las lamentables condiciones en las que está Huixtla.
Recalcó que todo eso también repercute negativamente en el sector comercial, “porque desde que rompieron, la mayoría de la población ya no pueden pasar por ahí y con eso las ventas bajaron de manera considerable.
Así también, que ni el aún alcalde ni los empleados municipales se han acercado a verificar las afectaciones, “y por eso los comerciantes tenemos que salir adelante por uno mismo, sin contar para nada con las autoridades”. EL ORBE / M. Cancino / Ildefonso Ochoa