Migrantes No Tienen Respeto, Hacen sus Necesidades en la Vía Pública

393
Los indocumentados defecan todos los días en sus banquetas y bloquean las entradas de los domicilios junto a las Oficina de la COMAR.

Tapachula, Chiapas; 07 de febrero del 2021.- La presencia de decenas de miles migrantes de diversas nacionalidades que deambulan en las calles de la ciudad, convertida en el traspatio de México, está causando el malestar generalizado de la sociedad, porque ya es un problema de salud, seguridad nacional y migración.
Para poner un solo ejemplo de ello, Rafael Zapién, en voz de los vecinos de la colonia Ferrocarrilera, ubicada al sur de la ciudad, dijo en entrevista para EL ORBE que la inconformidad que tienen es que, desde mediados del año pasado, ubicaron ahí unas oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), y con eso empezó la llegada de los migrantes extranjeros a esa zona de la ciudad.
“Tenemos ese problema de que toda la gente que viene a realizar sus trámites, hace sus necesidades en las banquetas de nuestras casas, tiran la basura donde comen, es muy desaseado todo esto y nos afecta a nosotros”, dijo.
Así también, que obstruyen el paso vehicular cuando están haciendo fila y son muy groseros, y por eso “hacemos un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno, sobre todo a las de salud, a que pongan orden”.
Señaló que en reiteradas ocasiones han solicitado de manera forma que se atienda esa problemática, pro que hasta ahora no hay respuestas positivas, aun cuando han hecho referencia que la salud de personas de la tercera edad y niños está de por medio.
Para tener un cálculo de la problemática, indicó que todos los días unos 300 indocumentados se apostan en cada calle de esa parte de la ciudad.
“En las banquetas de aquí se duermen ellos; hacen sus necesidades en donde se les antoja, a ellos no les interesa. Se les ha hecho un llamado para que no lo hagan, pero solo se burlan. Somos mexicanos y vemos con tristeza que nuestros derechos son pisoteados y la autoridad no hace nada”, agregó.
Consideró que toda esa situación “ya es intolerable”, e incluso hay temor entre la población porque las heces fecales en sus banquetas podrán desatar la propagación de enfermedades.
“Hay mucha contaminación y ya estamos cansados los vecinos de por acá. Si no hay soluciones vamos también a tomar medidas drásticas”, puntualizó. EL ORBE / M. Cancino / Jesús Sánchez Martínez