Carne de Contrabando y de Mala Calidad se Comercializa en Mercados de Tapachula

271
El Administrador del Rastro Municipal, afirmó que al menos el 50 por ciento de la carne que se ofrece a los consumidores, es robada en los ranchos de Guatemala y la Región.

Tapachula, Chiapas; 10 de Abril del 2021.- Al menos el 50 por ciento de la carne de res que se comercializa en los mercados de Tapachula son de reses que entraron al estado como contrabando, otras que fueron robadas y destazadas de manera clandestina y, unas más, que murieron de alguna enfermedad desconocida, reveló, Jorge Ortiz Arévalo, administrador del Rastro de este municipio.
En entrevista para el rotativo EL ORBE reconoció que, en la región, se ha disparado una ola de robos de ganado, una situación que muchas personas afectadas no denuncian, porque no se detienen y castigan a los responsables.
Añadió que, cuando se roban el ganado de noche, ahí mismo destazan al animal y en la madrugada amanece en venta en los mercados, pero ninguna autoridad se percata de ello.
Esta carne, indicó, es transportada en taxis, camionetas y en cualquier tipo de vehículo, por lo que no existe el control para el ingreso a los mercados y así sale a la venta al público. Se cree que, en menos de una hora, transforman al animal robado en carne en canal y así se va a la venta a los diversos mercados y centros de abastos.
De acuerdo a su versión, por la Frontera Sur ingresa carne de Guatemala, porque no hay ningún tipo de control y cualquier persona sacrifica las reses en su rancho y lo transporta al mercado, y no pasa nada.
A pregunta expresa sobre los decesos de algunas reses que también son vendidas de la misma manera, opinó que existe ganado enfermo y muchas de esos males son transmitidos al ser humano. Por ejemplo, la Brucelosis podría ser contraída por los seres humanos porque no hay certificación sanitaria y tampoco un control sobre las reses que se venden en los mercados.
Según reveló, a todos los mercados de Tapachula llega la carne contaminada, donde se consumen unas cien cabezas de carne al día.
A grosso modo, calculó que un 50 por ciento de la carne de res que se vende en los mercados de la localidad entra de manera clandestina y llega a parar a la mesa de la población. EL ORBE / Nelson Bautista