Sobrevivencia Migrante en la Frontera Sur

260
Sobrevivencia Migrante en la Frontera Sur

Tapachula, Chiapas; 29 de Junio.- La Frontera Sur de México, específicamente en Tapachula, Chiapas el tema migratorio se ha convertido en una verdadera colonia africanizada.
Según los datos estadísticos extraoficiales dados por el activista Luis Villagrán son más de 70 mil migrantes quienes conforman una población flotante en esta frontera olvidada.
Población que la conforman personas procedentes de Haití, el Congo, Camerún, Honduras, Pakistán, Cuba y Angola por decir algunas, todos en calidad de refugiados.
En pleno Centro de Tapachula, los migrantes varados han tenido que recurrir a diferentes oficios para lograr su sobrevivencia.
Oficios instalados en calles, banquetas y avenidas de la llamada Perla del Soconusco y que van desde peluquerías, sastrerías, limpiadores de calzado, vendedores de comidas africanas y cubanas, así como comercios con expendios de medicinas naturistas y de calzado.
Con gritos en francés, portugués o del criollo haitiano se escuchan en sus negocios improvisados, ofertando sus servicios y productos regularmente a sus mismos compatriotas.
Además, se sabe que hasta han instalado especies de bares en colonias alejadas, donde ofertan bebidas embriagantes y servicios sexuales. Como el llamado bar “Lebialem” ubicado en una conocida colonia de Tapachula.
Y hay que decirlo, se vive en Tapachula un colapso por el tema migratorio. Este municipio fronterizo se encuentra infestado de migrantes de diferentes nacionalidades que buscan los mal llamados “salvoconductos” para seguir su caminar hacia el llamado Sueño Americano.
Pese a eso se presenta un problema migratorio administrativo con los extranjeros haitianos, pues el INM dice que su trámite es distinto pues su país de origen no cumple con el proceso de reconocimiento y son etiquetados como apátridas, es decir, sin nacionalidad, por tanto quedan como refugiados por al menos un año.
Incluso se ha establecido una colonia africana en el sur de Tapachula, que la han llamado “La Nueva Esperanza” y que alberga más de 500 africanos que viven en condiciones deplorables invadiendo terrenos.
El arribo de estos migrantes se ha presentado a través del tráfico “hormiga” ante el fracaso de las caravanas migrantes, diario se sabe entran de 100 a 200 africanos a territorio mexicano.
Por módicos 20 Dólares atraviesan de Guatemala hacia México, a través del rio Suchiate y esquivar de alguna manera las “volantas” establecidas por el Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional.
Y unos huyen no de la pobreza, fueron los problemas políticos los que los obligaron a dejar su lugar de origen. Otros incluso, por problemas de preferencia sexual y algunos más por la búsqueda de mejores oportunidades para vivir. EL ORBE/ Darinel Zacarías/ Imágenes: Elías Villacinda-Brandon Ramírez