Como Prevención, aún No Existen los Filtros Sanitarios Contra el Covid-19 en la Frontera Sur

201
La población está desprotegida a tal grado que los migrantes que deambulan en las calles de Tapachula, no utilizan cubreboca.

*AL AÑO Y MEDIO DE LA PANDEMIA NO HAY NI VIGILANCIA. *EL INGRESO DE MIGRANTES CONTINÚA SIN EL MÍNIMO CONTROL.

Tapachula, Chiapas; 29 de junio del 2021.- Mientras las autoridades mantienen cerradas o con muchas restricciones los espacios públicos, bibliotecas, escuelas y templos por la presencia del mortal virus del Covid-19, guardan silencio en torno a los antros de vicio, en donde ocurren lamentables hechos de sangre y están a su máxima capacidad.
Además, a un año y medio de haber iniciado la pandemia en territorio nacional, hasta ahora el gobierno federal no ha instalado filtros sanitarios en Tapachula y tampoco en ninguno de los municipios aledaños, mientras que miles de migrantes de más de 70 nacionalidades entran todos los días (unos en mayor proporción que otros), sin que se sepa nada de sus antecedentes penales y las posibles enfermedades virales que pueda traer consigo.
Balbina Mejía Santos, en voz de un grupo de mujeres inconformes, dijo a este medio de comunicación que, además, tampoco se hace la verificación de los documentos de ese éxodo de personas, para poder corroborar si cuentan con su legal estancia en el país, o gozan de impunidad para violar las leyes.
Comentó que muchos de esos indocumentados tienen malos antecedentes o la necesidad d sobrevivir, que terminan participando en la delincuencia.
Por eso hizo un llamado a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que realicen acciones conjuntas para garantizar el orden, el control y la seguridad en toda la región.
Al reconocer que hay pandillas operando en la ciudad para cometer a diversas actividades delictivas, precisó que es urgente y necesario impulsar un programa especial para atender la problemática, porque se ha convertido en la mayor demanda de la población.
Insistió que muchos indocumentados llegan con supuestos antecedentes penales y que por eso las autoridades federales y del Instituto Nacional de Migración (INM), deben de tener un cuidado detallado para conocer su situación jurídica en el país de origen.
Además, que el INM y la Comisión Mexicana de Ayuda para Refugiados (COMAR), deben de agilizar la tramitación de los documentos de esas personas, para que se vayan de Tapachula, para siempre.
Mientras que todos aquellos que ni siquiera han hecho el intento de regularizarse, por alguna situación, que sean asegurados y repatriados a su país, tal y como lo establece la ley. EL ORBE / Nelson Bautista