Imparable Proliferación de Bares y Antros en Tapachula

241
Imparable Proliferación de Bares y Antros en Tapachula

*INCREMENTA EL ALCOHOLISMO.

Tapachula, Chiapas; 30 de junio del 2021.- Habitantes de este municipio lamentaron que las autoridades no han tenido la capacidad, o no han querido, frenar la proliferación de bares, cantinas, antros de vicio, lugares con espectáculos de desnudos, pocitos clandestinos y otros que se han desbordado en los últimos meses, en perjuicio de la economía familiar y de la salud de la población en general.
La apertura de esos lugares con venta indiscriminada de bebidas alcohólicas, ya sea con supuestos permisos de las autoridades o ilegales, es casi todos los días. Algunos abren sin ocultar su giro, mientras que otros los disfrazan de restaurantes, coctelerías, karaokes y botaneros, pero al caso es lo mismo.
Además, no hay un control sanitario y horarios para su funcionamiento y deja problemas por doquier, sin que los funcionarios se percaten de ello.
Alfredo Aguilar Pérez, en voz de un grupo de afectados, dijo en entrevista para EL ORBE que, en esas cantinas, reina también la prostitución, el narcomenudeo y se propagan enfermedades de transmisión sexual.
Expresó que ahora en Tapachula ya hay más cantinas que farmacias, “lo cual ha generado mucha delincuencia, inseguridad y violencia”.
Expuso que, a comparación de años anteriores, se ha disparado el número de esos centros de vicio, donde ahora los bares ya tienen dueños migrantes, lo que ha agravado la situación”.
Dijo desconocer los motivos que tienen las autoridades para ser tan complacientes con los antros de vicio, sin hacer los operativos que se realizan en el resto de la geografía estatal.
Puntualizó que la situación es preocupante, ya que a cada cuadra se ve una cantina, pero lo más lamentable es que son cerca de escuelas e instituciones públicas.
En los últimos días, funcionarios clausuraron un tugurio localizado en el par vial, ante las inconformidades de los vecinos, pero más tardaron en cerrarlo que en volverlo abrir. Se desconoce cómo lograron convencer a los servidores públicos. EL ORBE / Nelson Bautista