Se Registra Escalada de Apagones en los Municipios del Soconusco

85
Se Registra Escalada de Apagones en los Municipios del Soconusco

* Población y Negocios Registraron Severas Pérdidas.

Tapachula, Chiapas; 23 de noviembre del 2021.- Un nuevo apagón generalizado se registró este martes cerca del medio día en la Costa de Chiapas, afectando severamente a la economía del estado más pobre y marginado del país.
Aun cuando la otrora «empresa de clase mundial» ha guardado el silencio absoluto en torno a lo ocurrido en los últimos días con la suspensión del suministro en al menos diez ocasiones, se cree que es el reflejo de lo que también sucede con las redes eléctricas en gran parte del territorio nacional, es decir, ya están obsoletas, sin mantenimiento ni inversiones que atiendan la demanda de los consumidores.
En el caso de Chiapas, ese pésimo servicio se conjuga con una de las tarifas más altas de todo México, en la entidad con el primer lugar en desnutrición, analfabetismo, y muchos problemas en materia de salud, como el cáncer.
También hay una versión que señala que se trata de los apagones que ha ordenado el gobierno federal en varias regiones de la República Mexicana para ahorrar costos de producción, esta estrategia no se aplica en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Mérida, Tabasco u otras que tienen los más altos consumos.
En la víspera ocurrieron otros apagones en la región Soconusco y Frontera Sur de Chiapas, que también ocasionaron que se suspendiera el servicio de telefonía móvil y fija; internet, los sistemas de televisión por cable y satelital; redes sociales; o sea, la población quedó completamente incomunicada.
Se detuvieron los sistemas bancarios y hasta los cajeros automáticos; las clases virtuales y presenciales; plazas y centros comerciales; clínicas y hospitales; oficinas gubernamentales, sectores productivos, hasta los templos religiosos y antros de vicio tuvieron que cerrar.
Esto sin contar los bajones y las altas en los voltajes que están al orden del día; las explosiones de los transformadores en pleno centro de la ciudad, y las cuadrillas que cortan el servicio y no te atiende hasta que pagues.
Lo peor de todo es que se trata de un monopolio del mismo sistema, porque tampoco permiten que entre los generadores de energías limpias y otras empresas que ofrecen el servicio, pero mucho más barato.
La promesa de campaña de reducir los precios de los combustibles y de la energía eléctrica, fue solamente eso: Una promesa incumplida, pero nada más.
De las pérdidas económicas generadas por esos apagones, sea la causa que fuera, no habrá alguna condonación, apoyo económico ni estímulo fiscal, teniendo como base que la pandemia ha generado luto en más de un cuarto de millón de mexicanos, y tampoco lo hubo. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello