Uno de Cada 165 Niños en México Nace con Autismo: Centro Integral

116
Uno de Cada 165 Niños en México Nace con Autismo: Centro Integral

* Padres lo Ocultan por Temor al Rechazo.

Tapachula, Chiapas; 05 de abril del 2022.- A pesar de que muchos padres ocultan que sus hijos tienen algún tipo de problema neurológico por temor a que no sean aceptados y por lo tanto no hay registro de ellos, algunos censos establecen que uno de cada 165 niños en México, nace con autismo.
María Elena Sánchez Pineda, del Centro Integral Educativo de Niños en Tapachula, precisó en entrevista para el rotativo EL ORBE que esas cifras pudieran ser muy exactas, por la decisión de los padres de no acudir a que sus hijos se integren al censo y reciban ayuda profesional, y que por lo mismo se desconoce cuánta población existe en realidad.
«El que no sea diagnosticado de una forma correcta y en una edad oportuna, perjudica el desarrollo cognitivo, social, de comunicación, pedagógico de una persona con autismo», afirmó.
Según su punto de vista, personas que tienen alguna profesión a veces se atreven a dar un diagnóstico a los padres de familia, pero no es realizado por un neuropediatra, quien puede determinar el tipo de desarrollo del autismo, porque es diferente para cada niño y depende de su contexto y su personalidad.
Precisó que en Tapachula existen muy pocas personas certificadas para la atención oportuna en una persona con autismo, y que incluso ni siquiera saben si es una enfermedad o qué es.
Asimismo, que se cree que ese grupo de personas no puede hablar, cuando en realidad no tienen ningún problema en el sistema fonador, pero que en realidad lo que necesitan es el desarrollo de sus habilidades comunicativas, que es su base primordial, porque de ahí depende su vida social.
Reconoció que son muy pocos padre de familia que buscan ayuda de los profesionales, pero que muchas veces se debe a que ellos mismos no saben qué hacer.
Algunos signos son, por ejemplo, la hiperactividad o problemas de comunicación severo, qué son los niños verbales, los niños no verbales con autismo. EL ORBE / JC