Congela UIF Cuentas de Tech Bull, Empresa Fachada que Vendió Pegasus a PGR

189

Ciudad de México.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó las cuentas bancarias de la empresa Tech Bull S.A de C.V. que vendió el software espía Pegasus, creado por la compañía israelí NSO Group Technologies, a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) en 32 millones de Dólares.
Ante la orden de la UIF para el “congelamiento” de sus cuentas bancarias, el representante legal de la empresa que ha sido señalada como compañía fachada por las autoridades hacendarias, Luis Armando Pérez Herrero, presentó un juicio de amparo ante el Juzgado Sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, recurso legal que todavía no ha sido aceptado.
De acuerdo con las listas de acuerdos del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), la demanda de amparo promovida por Tech Bull fue ingresada a los Juzgados federales el pasado 30 de Julio, pero todavía no ha sido aceptada ya que el Juez de la causa solicitó al representante legal de la compañía hacer varias precisiones sobre el contenido de la queja.
En el expediente del Juicio de Amparo 910/2021, se señala que la queja carece de circunstancias de fecha, modo y lugar sobre el congelamiento de las cuentas bancarias, es decir, que no existe precisión en la fecha del acto reclamado ni tampoco una evidencia que sustente el escrito inicial.
Por lo anterior, se le advierte al representante legal de Tech Bull que si no aclara el contenido de la demanda en un plazo máximo de cinco días, a partir de que sea notificado por el Juzgado, la misma será desechada conforme a los artículos 108 y 114 de la Ley de Amparo.
Según la demanda, el representante legal de Tech Bull, Luis Armando Pérez Herrero, acudió a una sucursal del banco Inbursa localizada en Plaza Bosques para realizar una operación, pero ya no pudo completarla ante la notificación de que las cuentas de la compañía estaban bloqueadas. Sin embargo, el Juez de la causa estimó que falta precisión en la demanda, por lo que solicitó más precisión a la parte quejosa. SUN