AMIA e INA Enviarán Escrito al Congreso de EU por Iniciativa de Autos Eléctricos

177
AMIA e INA Enviarán Escrito al Congreso de EU por Iniciativa de Autos Eléctricos

Ciudad de México; 6 de Diciembre.- La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Industria Nacional de Autopartes (INA) están trabajando con sus contrapartes en Estados Unidos y Canadá para enviar un escrito al congreso estadounidense relativo a la iniciativa para otorgar subsidios hasta por 12 mil 500 Dólares a los autos eléctricos fabricados en Estados Unidos.
En conferencia de prensa, Alberto Bustamente, presidente ejecutivo interino de INA, detalló que la iniciativa ‘Build Back Better’ de la Administración Biden contempla el otorgamiento de 7 mil 500 Dólares para la compra de un auto eléctrico sin importar su lugar de fabricación.
Pero, si el vehículo es ensamblado en alguna planta ubicada en Estados Unidos, la cual está operando con un contrato colectivo de trabajo negociado por algún sindicato, se darán otros 4 mil 500 Dólares.
Y si ese vehículo utiliza baterías eléctricas con 50% de componentes fabricados en Estados Unidos, se darán otros 500 Dólares.
Por lo tanto, algunos vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos podrían alcanzar un subsidio de hasta 12 mil 500 Dólares.
«Los dos últimos incentivos son violatorios del T-MEC y de las propias reglas de la Organización Mundial de Comercio al ser discriminatorios y dar preferencia o incentivos fiscales para que la gente se incline a comprar lo hecho en Estados Unidos, sacando de competencia a otros vehículos», explicó Bustamante.
La iniciativa del presidente estadounidense Joe Biden tiene como meta que para el año 2030, la mitad de los vehículos vendidos en territorio estadounidense sean 100% eléctricos.
Fausto Cuevas, director general de la AMIA, coincidió en que la iniciativa es discriminatoria de los vehículos fabricados en otros países o fuera de Norteamérica.
«Estas medidas pretenden eliminar la competencia a nivel internacional y propiciar la producción dentro de Estados Unidos. Es una medida con la cual no estamos de acuerdo y la postura del gobierno mexicano ha sido la adecuada, en el sentido de pensar en posibles represalias por la imposición de esta medida», indicó.
De acuerdo con la AMIA, estos incentivos fiscales no solo afectarán la exportación de autos eléctricos de México hacia Estados Unidos sino las futuras inversiones de automotrices como General Motors, la cual tiene planeado invertir mil millones de Dólares en la planta de Ramos Arizpe, Coahuila para fabricar autos eléctricos a partir de 2023.
«De acuerdo a las reglas de la OMC, se pueden establecer aranceles a la importación de productos de Estados Unidos que pudieran tener un valor equivalente a la afectación de la industria en México, pero no creo que sea la solución tampoco porque nos llevaría a una guerra comercial», apuntó Cuevas.
El presidente interino de INA agregó que la industria automotriz hará llegar su postura a la Casa Blanca en los próximos días y al congreso estadounidense, donde pedirán que sólo se otorgue un subsidio de 7 mil 500 dólares a la compra de un auto eléctrico sin importar el país de origen.
Producción.
En tanto, la producción automotriz cerró noviembre con la fabricación de 248 mil 960 unidades, un 20% menos que en noviembre de 2020.
Mientras que la exportación se ubicó en 240 mil 341 vehículos, un 16.5% menos que en noviembre de 2020.
La producción automotriz sigue afectada por la falta de semiconductores a nivel mundial, situación que se prevé permanezca sin cambios hasta el segundo trimestre de 2020, de acuerdo con INA. Sun