sábado, noviembre 26, 2022
spot_img
InicioSección PoliticaNacionalPiden Contener Barbarie Tras Incendios en Guanajuato y Jalisco

Piden Contener Barbarie Tras Incendios en Guanajuato y Jalisco

 

*Se Pronuncia Iglesia Católica.

Irapuato, Gto.; 14 de Agosto.- Los Obispos de las Diócesis de Celaya, Irapuato y León señalaron que ante los hechos violentos del martes pasado en diversas ciudades de Guanajuato que «parecerían terroristas» y que han seguido en otras entidades, las autoridades de los tres niveles de Gobierno deben trabajar en coordinación y con inteligencia para que implementen estrategias eficaces en la prevención y contención de la barbarie e injusticia que ultrajan la vida de los ciudadanos.
El obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, transmitió la «profunda consternación de la Provincia Eclesiástica del Bajío, de la que también forman parte los prelados Alfonso Cortés, arzobispo de León; Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, obispo de Celaya, por los «terribles actos de violencia» de la noche del pasado 9 de agosto en esta región, y que han seguido dándose en otras partes de la República, no sólo por cuantiosos daños a terceros, sino que han cimbrado y alterado más la vida social con nuevos motivos que aumentan la incertidumbre y el temor.
Expresó la solidaridad y oraciones para quienes sufrieron en sus personas y bienes por esos lamentables hechos.
Díaz Díaz señaló que a todos sorprendieron los actos vandálicos que se estuvieron viviendo la noche del martes y que frente a la sorpresa de algo que nadie esperaba se notó la descoordinación (de las corporaciones de seguridad).
«Yo entiendo la sorpresa de autoridades de todos lados, pero sí exige más coordinación ordinaria, preventiva, que se puedan tener a los tres niveles».
Después de oficiar la misa dominical, reiteró el mensaje que en 2010, titulado «Que en Cristo nuestra Paz tenga vida», los obispos dirigieron a los gobernantes de los tres Poderes de la Federación, en el que pedían más coordinación ante las situaciones que se vivían y que ahora están más agravadas.
«A ustedes está confiada la tutela del Estado de Derecho en México, sabemos que cumplir la alta misión que el pueblo les se ha encomendado no es fácil en estas circunstancias, sin embargo, es una de las tareas prioritarias; la misión de la autoridad es ofrecer a todos las condiciones de seguridad ciudadana. La violencia no es sólo un problema de seguridad, es ante todo un problema de salud pública, que si bien requiere de la aplicación enérgica de la ley al mismo tiempo exige medidas preventivas y políticas públicas que inhiban los factores que contribuyen a la inseguridad, a la violencia en todos los ámbitos de la vida social».
El religioso mencionó la jornada de oraciones a la que convocó la Iglesia Católica en Julio pasado, para manifestarse en contra de tanta violencia, convencidos de que si todos cooperan y actúan en su responsabilidad, la paz será posible a pesar de las situaciones difíciles que han ocurrido y las que siguen ocurriendo.
«Invitamos a los hermanos en Cristo y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a que renovemos nuestros esfuerzos y acciones para que desde nuestras propias familias y entorno sembremos semillas de paz, convencidos de que el mal no puede sobreponerse al bien y a la cordura».
Ya no es Solo «Entre Ellos», Dice Cardenal de Guadalajara.
Tras los hechos de violencia cometidos en varios Estados del país durante la semana pasado, el cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, consideró que es importante que las autoridades analicen su estrategia de seguridad, pues lo que se vivió hace uno días muestra que no se trata de delincuentes contra delincuentes.
«Los hechos están hablando puesto que ahora ya no se trata solo de enfrentamientos entre grupos o entre cárteles, ahora está implicada la seguridad de la sociedad en cuanto a que se ven dañados los bienes públicos, los bienes privados, se pone en riesgo la vida de las familias y ha habido muertes de civiles», dijo.
Consideró que es preocupante la situación de inseguridad en el país porque «estos brotes de violencia ya rebasan lo que antes parecía alegarse como una explicación o un pretexto: (que) son arreglo de cuentas entre ellos; puede ser que sea eso, pero ya se ven involucrados y comprometidos los ciudadanos, entonces el gobierno debe de discernir si es la estrategia que tiene la que debe seguir vigente o tiene que haber cambios. Yo creo que la sociedad está entendiendo que se requiere un cambio».
Indicó que no le toca a él decir si la estrategia debe o no cambiar, pero insistió en que los hechos ahí están e indican con claridad la fuerte presencia del crimen organizado en varios Estados del país. Sun

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Piden Contener Barbarie Tras Incendios en Guanajuato y Jalisco

 

*Se Pronuncia Iglesia Católica.

Irapuato, Gto.; 14 de Agosto.- Los Obispos de las Diócesis de Celaya, Irapuato y León señalaron que ante los hechos violentos del martes pasado en diversas ciudades de Guanajuato que «parecerían terroristas» y que han seguido en otras entidades, las autoridades de los tres niveles de Gobierno deben trabajar en coordinación y con inteligencia para que implementen estrategias eficaces en la prevención y contención de la barbarie e injusticia que ultrajan la vida de los ciudadanos.
El obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, transmitió la «profunda consternación de la Provincia Eclesiástica del Bajío, de la que también forman parte los prelados Alfonso Cortés, arzobispo de León; Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, obispo de Celaya, por los «terribles actos de violencia» de la noche del pasado 9 de agosto en esta región, y que han seguido dándose en otras partes de la República, no sólo por cuantiosos daños a terceros, sino que han cimbrado y alterado más la vida social con nuevos motivos que aumentan la incertidumbre y el temor.
Expresó la solidaridad y oraciones para quienes sufrieron en sus personas y bienes por esos lamentables hechos.
Díaz Díaz señaló que a todos sorprendieron los actos vandálicos que se estuvieron viviendo la noche del martes y que frente a la sorpresa de algo que nadie esperaba se notó la descoordinación (de las corporaciones de seguridad).
«Yo entiendo la sorpresa de autoridades de todos lados, pero sí exige más coordinación ordinaria, preventiva, que se puedan tener a los tres niveles».
Después de oficiar la misa dominical, reiteró el mensaje que en 2010, titulado «Que en Cristo nuestra Paz tenga vida», los obispos dirigieron a los gobernantes de los tres Poderes de la Federación, en el que pedían más coordinación ante las situaciones que se vivían y que ahora están más agravadas.
«A ustedes está confiada la tutela del Estado de Derecho en México, sabemos que cumplir la alta misión que el pueblo les se ha encomendado no es fácil en estas circunstancias, sin embargo, es una de las tareas prioritarias; la misión de la autoridad es ofrecer a todos las condiciones de seguridad ciudadana. La violencia no es sólo un problema de seguridad, es ante todo un problema de salud pública, que si bien requiere de la aplicación enérgica de la ley al mismo tiempo exige medidas preventivas y políticas públicas que inhiban los factores que contribuyen a la inseguridad, a la violencia en todos los ámbitos de la vida social».
El religioso mencionó la jornada de oraciones a la que convocó la Iglesia Católica en Julio pasado, para manifestarse en contra de tanta violencia, convencidos de que si todos cooperan y actúan en su responsabilidad, la paz será posible a pesar de las situaciones difíciles que han ocurrido y las que siguen ocurriendo.
«Invitamos a los hermanos en Cristo y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a que renovemos nuestros esfuerzos y acciones para que desde nuestras propias familias y entorno sembremos semillas de paz, convencidos de que el mal no puede sobreponerse al bien y a la cordura».
Ya no es Solo «Entre Ellos», Dice Cardenal de Guadalajara.
Tras los hechos de violencia cometidos en varios Estados del país durante la semana pasado, el cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, consideró que es importante que las autoridades analicen su estrategia de seguridad, pues lo que se vivió hace uno días muestra que no se trata de delincuentes contra delincuentes.
«Los hechos están hablando puesto que ahora ya no se trata solo de enfrentamientos entre grupos o entre cárteles, ahora está implicada la seguridad de la sociedad en cuanto a que se ven dañados los bienes públicos, los bienes privados, se pone en riesgo la vida de las familias y ha habido muertes de civiles», dijo.
Consideró que es preocupante la situación de inseguridad en el país porque «estos brotes de violencia ya rebasan lo que antes parecía alegarse como una explicación o un pretexto: (que) son arreglo de cuentas entre ellos; puede ser que sea eso, pero ya se ven involucrados y comprometidos los ciudadanos, entonces el gobierno debe de discernir si es la estrategia que tiene la que debe seguir vigente o tiene que haber cambios. Yo creo que la sociedad está entendiendo que se requiere un cambio».
Indicó que no le toca a él decir si la estrategia debe o no cambiar, pero insistió en que los hechos ahí están e indican con claridad la fuerte presencia del crimen organizado en varios Estados del país. Sun

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

Piden Contener Barbarie Tras Incendios en Guanajuato y Jalisco

 

*Se Pronuncia Iglesia Católica.

Irapuato, Gto.; 14 de Agosto.- Los Obispos de las Diócesis de Celaya, Irapuato y León señalaron que ante los hechos violentos del martes pasado en diversas ciudades de Guanajuato que «parecerían terroristas» y que han seguido en otras entidades, las autoridades de los tres niveles de Gobierno deben trabajar en coordinación y con inteligencia para que implementen estrategias eficaces en la prevención y contención de la barbarie e injusticia que ultrajan la vida de los ciudadanos.
El obispo de Irapuato, Enrique Díaz Díaz, transmitió la «profunda consternación de la Provincia Eclesiástica del Bajío, de la que también forman parte los prelados Alfonso Cortés, arzobispo de León; Víctor Alejandro Aguilar Ledesma, obispo de Celaya, por los «terribles actos de violencia» de la noche del pasado 9 de agosto en esta región, y que han seguido dándose en otras partes de la República, no sólo por cuantiosos daños a terceros, sino que han cimbrado y alterado más la vida social con nuevos motivos que aumentan la incertidumbre y el temor.
Expresó la solidaridad y oraciones para quienes sufrieron en sus personas y bienes por esos lamentables hechos.
Díaz Díaz señaló que a todos sorprendieron los actos vandálicos que se estuvieron viviendo la noche del martes y que frente a la sorpresa de algo que nadie esperaba se notó la descoordinación (de las corporaciones de seguridad).
«Yo entiendo la sorpresa de autoridades de todos lados, pero sí exige más coordinación ordinaria, preventiva, que se puedan tener a los tres niveles».
Después de oficiar la misa dominical, reiteró el mensaje que en 2010, titulado «Que en Cristo nuestra Paz tenga vida», los obispos dirigieron a los gobernantes de los tres Poderes de la Federación, en el que pedían más coordinación ante las situaciones que se vivían y que ahora están más agravadas.
«A ustedes está confiada la tutela del Estado de Derecho en México, sabemos que cumplir la alta misión que el pueblo les se ha encomendado no es fácil en estas circunstancias, sin embargo, es una de las tareas prioritarias; la misión de la autoridad es ofrecer a todos las condiciones de seguridad ciudadana. La violencia no es sólo un problema de seguridad, es ante todo un problema de salud pública, que si bien requiere de la aplicación enérgica de la ley al mismo tiempo exige medidas preventivas y políticas públicas que inhiban los factores que contribuyen a la inseguridad, a la violencia en todos los ámbitos de la vida social».
El religioso mencionó la jornada de oraciones a la que convocó la Iglesia Católica en Julio pasado, para manifestarse en contra de tanta violencia, convencidos de que si todos cooperan y actúan en su responsabilidad, la paz será posible a pesar de las situaciones difíciles que han ocurrido y las que siguen ocurriendo.
«Invitamos a los hermanos en Cristo y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a que renovemos nuestros esfuerzos y acciones para que desde nuestras propias familias y entorno sembremos semillas de paz, convencidos de que el mal no puede sobreponerse al bien y a la cordura».
Ya no es Solo «Entre Ellos», Dice Cardenal de Guadalajara.
Tras los hechos de violencia cometidos en varios Estados del país durante la semana pasado, el cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, consideró que es importante que las autoridades analicen su estrategia de seguridad, pues lo que se vivió hace uno días muestra que no se trata de delincuentes contra delincuentes.
«Los hechos están hablando puesto que ahora ya no se trata solo de enfrentamientos entre grupos o entre cárteles, ahora está implicada la seguridad de la sociedad en cuanto a que se ven dañados los bienes públicos, los bienes privados, se pone en riesgo la vida de las familias y ha habido muertes de civiles», dijo.
Consideró que es preocupante la situación de inseguridad en el país porque «estos brotes de violencia ya rebasan lo que antes parecía alegarse como una explicación o un pretexto: (que) son arreglo de cuentas entre ellos; puede ser que sea eso, pero ya se ven involucrados y comprometidos los ciudadanos, entonces el gobierno debe de discernir si es la estrategia que tiene la que debe seguir vigente o tiene que haber cambios. Yo creo que la sociedad está entendiendo que se requiere un cambio».
Indicó que no le toca a él decir si la estrategia debe o no cambiar, pero insistió en que los hechos ahí están e indican con claridad la fuerte presencia del crimen organizado en varios Estados del país. Sun

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com