ALFIL NEGRO

1357
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

El Armagedón
Oscar D. Ballinas Lezama

La tercera guerra mundial es una verdad apocalíptica que se está cumpliendo en víspera de los considerados días santos; fecha en que Jesucristo murió crucificado por sus ideales de paz y amor, conforme a las profecías bíblicas.
El mismo papa Francisco, asegura que desde hace algunos años dio inicio la tercera guerra mundial, así lo confirmó cuando dijo: “Hoy en día, después del fracaso de la segunda guerra mundial, tal vez se pueda hablar de una tercera guerra luchada por partes; con crímenes, masacres y destrucción”.
No sólo la Biblia contempla en sus capítulos las diversas profecías del fin de esta era, sino que además otros profetas como Nostradamus y Fátima, coincidieron que sería en estos tiempos cuando todo lo escrito sobre los últimos días se cumpliera, por lo que se espera el regreso de Jesucristo y el principio del fin.
“Entonces, de repente, Jesús vendrá y la tercera guerra mundial estallará. Será una guerra corta. Todo lo que he visto de la guerra antes, será un juego de niños comparado con esto, y será terminada con una bomba atómica. El aire estará tan contaminado que no se podrá respirar; cubrirá varios continentes, América, Japón, Australia y las naciones ricas. El agua se arruinará (contaminada, más de lo que ya está).Ya no podremos trabajar la tierra, sólo una porción de la humanidad prevalecerá, los ricos huirán a los países de los pobres, pero serán tratados como ahora tratan a los que no tienen dinero” (Fátima)
Estados Unidos y Rusia, que ahora son gobernados por dos locos que pareciera que siguen el mal ejemplo de Hitler en Alemania, son los titiriteros del resto de los países del mundo; y lo que tanto se temía, han iniciado con el conflicto en Siria, que ahora resultó ser la manzana de la discordia entre esas grandes potencias que han pedido a sus aliados formar un bloque de hostilidades, para ver de qué cuero saldrán más correas; sin tomar en cuenta que una tercera guerra con el armamento moderno que tienen sería provocar el Armagedón y no quedaría piedra sobre piedra.
La Biblia establece claramente que esta guerra iniciaría en Siria, Irak o Turquía; añade que esta conflagración nuclear será de terribles consecuencias, porque exterminará la tercera parte de la humanidad con armas de destrucción masiva: “…y las cabezas de los caballos eran como de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca” (Apocalipsis 9:14-18).
Quizás algunos lectores piensen que estas cosas son puras especulaciones, que deberíamos comentar sobre temas más importantes, sin embargo, no podemos minimizar algo que está sucediendo al otro lado del mundo y que en cualquier momento puede trasladarse a donde estamos, sólo hay que ver, escuchar o leer las noticias para darnos cuenta que estas cosas se están dando, sólo un ciego y un sordo podría negarlas y así está escrito en el libro de libros: ”Oíd ahora esto, pueblo necio e insensible, que tienen ojos y no ven, tienen oídos y no oyen”(Jeremías 5:21)
Por otro lado, los líderes de las iglesias en sus diversas denominaciones, parecen seguir durmiendo el sueño de los justos y pocos son los que hablan a sus ovejas sobre estos acontecimientos; algunos creen que solamente es el principio de dolores, que aún no llegan los tiempos y que la lucha es únicamente contra las potestades y los poderes del mundo de tinieblas o las fuerzas espirituales de maldad, pero no contra carne y sangre
Metidos en sus pequeños reinos, los que presumen conocer al derecho y al revés el contenido bíblico, saber la historia del Armagedón, el nacimiento del Ángel del abismo y el regreso de Cristo, se mantienen en silencio y quietos; más preocupados por recolectar el diezmo y la limosna, que por salvar almas y preparar el ejército de Dios para enfrentar el holocausto. Temen al diablo, porque como la misma Biblia lo afirma: ”No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre” (Mateo 7:21)
Hablando de otras cosas, José Antonio Ovando Matías, titular del Coapatap, dio a conocer que del 19 al 22 de abril no habrá servicio de agua debido a la labranza y limpieza que se realizan en la planta potabilizadora; así es que tome usted sus precauciones.
Añadió que para apoyar a los usuarios se dará el servicio gratuito para dotar de agua con pipas, en un horario de 8 a 16 horas; la ciudadanía podrá solicitarlo a través del número 073, así como al celular 962-1513013, en este número podrán hacerlo durante las 24 horas; por otro lado, aceptó que trabajan con una planta captadora con más de 30 años de servicio que se construyó para una población de aproximadamente 200 mil personas, sin embargo, ahora Tapachula cuenta con casi 600 mil habitantes.
Explicó que es urgente la construcción de una nueva planta y la rehabilitación completa de la red de tubería y alcantarillado que se encuentra colapsada, lo que tendría un costo aproximado a los 700 millones de pesos.
Al ser cuestionado por las constantes suspensiones del servicio de agua en diversas partes de la ciudad, manifestó que actualmente se rehabilita la pavimentación de alrededor de 22 calles dentro de la mancha urbana, lo que está siendo aprovechado para cambiar la red hidráulica que está en completo mal estado, lo que conlleva a suspender el servicio en esas zonas, ya que se tienen que realizar pruebas hidrostáticas, las que no duran más allá de 48 horas, pero que todo será para beneficio del el usuario, afirmó.