ALFIL NEGRO

1166
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“Lo malo de este mundo, y todo lo que ofrece, está por acabarse”(1ª. Juan 2:17)

El Infierno de las Drogas

Hace dos décadas en el Soconusco los niños y jóvenes aún no eran atrapados por el remolino de las drogas y el alcoholismo; el municipio de Tapachula era aún considerado la capital económica de Chiapas, si acaso el narcotráfico tenía como trampolín el viejo y ahora desaparecido aeropuerto, para trasladar en avión esa mortal mercancía rumbo a los Estados Unidos de Norteamérica.
Actualmente los municipios de la costa, en especial la otra ‘Perla del Soconusco’ ha sido invadida por antros de vicio en donde el alcohol y todo tipo de drogas corre a raudales, sin que las autoridades logren atajar esa vertiente que envenena a la sociedad, siendo sus principales víctimas niños y jóvenes, así como adultos con un modo honesto de vivir, que al final de ese camino tormentoso que los hace tocar fondo, terminan autodestruyéndose y de paso, se llevan entre ‘las patas de los caballos’ a su familia completa.
La liberación de las leyes que controlan drogas como la mariguana, hechas en este sexenio de reformas bajo el amparo de que serán utilizadas como medicamento, están creando una clase de humanos dependientes de esas sustancias para vivir; con ello, el gobierno abandona su obligación de promover el bien común.
Para nadie es secreto que nuestra actual sociedad pasa por una crisis de valores que lo han partido en dos; más allá de los actos de corrupción e impunidad que ‘distinguen’ a México entre los países del planeta, el problema del alcoholismo y la drogadicción parece que no es entendido en toda su dimensión por los adictos, quienes sin darse cuenta han perdido el valor de la vida, si bien es cierto en la costa chiapaneca aún no hay tantos casos de fallecidos por sobredosis, el drogado adquiere una mentalidad superficial de optar por la nada de la muerte al todo de la vida.
Sin embargo, parece mentira el testimonio de infinidad de personas adictas en esta región, coinciden en que los que han logrado salirse de ese infierno en donde perdían el control de su vida, han podido salir adelante con una gran voluntad y la búsqueda desesperada de tener un cuerpo y alma insertados en el amor de Dios.
Las clínicas de rehabilitación y medicamentos, poco o nada han servido para alejarlos de esa tentación, sin embargo, aquellos que por voluntad propia o cuando escuchan el consejo de quienes les aman, buscan incluirse en los pocos grupos que de manera particular funcionan en municipios como el de Tapachula, la mayoría de las veces logran rehabilitarse y rescatar su vida.
“Por la gracia de Dios”, es grupo que opera en Tapachula y ayuda en el rescate de personas que han caído en las garras de alguna droga; bajo el lema “Para que ningún adicto tenga que morir a consecuencia de la adicción, no importa dónde estamos, sino a dónde vamos”, fue creado por Rafael Castrejón, un padre de familia que hoy agradece a Dios que lo haya rescatado del infierno de las drogas; ahora es otra vez un hombre de bien y afirma que, en pago a ese milagro ayuda a quienes como él, han caído en esta enfermedad que tritura sus cuerpos y desgarra sus almas.
Rafael, funge ahora como ‘padrino’ de una treintena de hombres y mujeres desesperados, por encontrar una roca a la que puedan agarrarse para no seguir siendo arrastrados por la corriente del mal; invita a través de EL ORBE a quienes se sientan atrapados en el alcoholismo o la drogas, y estén buscando una puerta abierta que los conduzca a su salvación; sólo tienen que llamar al teléfono 1181519 o, al celular 9621266766.
Este grupo, como algunos otros que existen diseminados por los municipios del Soconusco, no reciben apoyos del gobierno ni de ningún organismo nacional o internacional, se ‘rascan con sus propias uñas’ y su éxito se basa únicamente en una terapia de grupo, así como una enorme voluntad y su fe en Dios que los ama y puede restaurarlos.
Felicidades al grupo “Por la gracia de Dios”, que ayer celebró un aniversario más de existencia.
Por cierto, el personal del departamento de prevención al delito de la Fiscalía de derechos Humanos, presentó en el Colegio de Bachilleres, plantel 145, en Tuxtla Gutiérrez, la obra de teatro “Volver”, la cual aborda el tema de prevención de las adicciones y retrata la vida de un joven que después de perder a su mejor amigo por sobredosis, tiene la opción de seguir el mismo rumbo o reflexionar sobre su futuro.
La obra de teatro es realizada por servidores públicos de la Fiscalía General del estado, quienes se han presentado en diversas instituciones educativas de nivel medio y superior, con el fin de disminuir el consumo de sustancias adictivas en los jóvenes de Chiapas.
La Fiscalía General del Estado, que lidera Raciel López Salazar exhorta a la población a hacer uso del Centro especializado de denuncia Anónima fuerza Ciudadana, por la línea gratuita 911 y 01 800 4 262666, desde cualquier parte del territorio chiapaneco. Ojalá que pronto traigan esa obra de teatro a las escuelas de Tapachula yal mismo teatro de la ciudad, donde podrían invitar a niños y jóvenes de diversos centros escolares.