OPINIÓN PÚBLICA

2030
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

 

Por: Gonzalo Egremy

Huachicoleros del AGUA

* El director y Empresarios que administran el CEFERESO, ordenan la extracción de agua del río Vado Ancho y la cobran como si fuera potable.
* El titular de esa prisión fue destituido de otros penales por abusos de autoridad y corrupción, afirman personal que entregó carta a EL ORBE.

Por enésima ocasión personal administrativo, de seguridad y custodia, así como de las áreas técnicas y jurídicas del CEFERESO denuncian anomalías.
Solicitan al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, que intervenga para frenar, los presuntos, actos de corrupción en ese penal.
Así también al comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, José Alberto Rodríguez Calderón, para que investigue y retire del CEFERESO al director general del mismo, José Luis Roiz Flores, toda vez que, agregan, están cansados y lastimados por tanto abuso y maltrato que éste les profiere.
Refieren los denunciantes que “el director de la prisión en complicidad con los empresarios chilenos (de la empresa Makobil que administra ese centro), Ulises Pérez Arroniz y Antonio Zamora, continúan sacando agua contaminada del río “Vado Ancho” que se ubica a un lado de la prisión”.
Del afluente, diariamente, son ilegalmente extraídos miles de litros de agua, sin que cuenten con el permiso de la Comisión Nacional del Agua o alguna autoridad local y menos la dotan de tratamiento para hacerla potable.
Cabe mencionar, que en ocasiones esa agua se almacena hasta por quince días en condiciones insalubres en decenas de pipas contratadas por la empresa Makobil, S.A. de C.V. ADMINIS, no obstante está destinada para consumo de los internos y de todo el personal que laboramos en la institución, con el consecuente riesgo para la salud que ello implica.
Todas esas prácticas ilegales se realizan en contubernio con José Luis Roiz Flores (director) y el Melfi Méndez Ovalle, este último del área de administración del penal y hombre de confianza del primero, siendo responsable además de encubrir todas las pillerías y fraudes que se cometen en ese centro penitenciario”, indican en la misiva entregada a EL ORBE.
Añaden que Méndez Ovalle es el encargado de hacer la vida imposible a todo aquel que no se presta a sus consignas de corrupción, ya que quienes se oponen a ellos o protestan, inmediatamente se convierten en candidatos para ser enviados a laborar a otros centros federales, obligándolos a dejar a sus familias y rompiendo en todo momento su entorno social y emocional.
Señalan los empleados que el mes pasado, “en completo estado de ebriedad y conduciendo un vehículo oficial, atropelló a un anciano, ante lo que el director Roiz instruyó encubrir al irresponsable funcionario, mismo que continúa laborando en el centro de reclusión, como si no hubiera pasado nada.
De igual manera, refieren los empleados afectados que son obligados a trabajar turnos de 36 horas seguidas, y que las mujeres tanto de la empresa Makobil y las féminas de las áreas jurídica y técnica, son obligadas a acudir a los diferentes dormitorios y pabellones destinados a los internos, a notificarles y darles respuesta a diferentes peticiones que realizan los presos y siempre o a propósito, los encuentran desnudos en sus celdas y los encargados de seguridad y custodia, solo se burlan de ellas y morbosamente están observando qué caras ponen al ver a los hombres desnudos.
“Que estos hechos ya fueron hechos del conocimiento del director José Luis Roiz, quien se limita a decirles, que no están en una iglesia, que no van a encontrar sacerdotes, y la que no esté de acuerdo, que presente su renuncia o pida su cambio a otro centro”, explican en la carta.
La denuncia del personal del CEFERESO es extensa y hasta puntualizan en que otros penales estuvo el hoy director de esa prisión y por qué fue presuntamente corrido, pero lo señalaremos en otra entrega para que la ciudadanía se entere de la clase de funcionarios que mandan del centro del país, ¿no cree usted?//Salud