ALFIL NEGRO

984
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ley Antipandillas
Oscar D. Ballinas Lezama

Si bien los habitantes del municipio fronterizo de Tapachula, ahora tienen el consuelo de tener un mayor número de policías para resguardar su seguridad luego de que el gobernador Manuel Velasco Coello, hiciera eco a la solicitud de auxilio hecha por la sociedad tapachulteca, aún no pueden echar las campanas al vuelo.
Para nadie es secreto que el flagelo de la inseguridad ha venido campeando desde hace algunos años en todo el Soconusco, principalmente en Tapachula, Suchiate, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Metapa, Mazatán, Huehuetán, Huixtla y Escuintla; la población ya no ve lo duro, sino lo tupido que le ha pegado la delincuencia.
Fue necesaria la insistencia del diputado federal Enrique Zamora Morlet, quien presentó un punto de acuerdo ante el Congreso de la Unión, con la finalidad de que los habitantes de esta región puedan vivir en santa paz y no ‘al filo de la navaja’ en donde los tiene la delincuencia organizada.
Las pandillas delictivas han venido creciendo como un cáncer, contaminando con su maldad a jóvenes y adultos que por un pobreza no tienen la oportunidad de estudiar o al carecer de fuentes de trabajo, muchas veces se ven obligados a delinquir por su cuenta o son atraídos fácilmente por la delincuencia organizada.
Ante el crecimiento de la ola delictiva, Eduardo Ramírez Aguilar, líder del Congreso local entró ‘al quite’ y presentó una iniciativa de ley que penalice con mayor severidad a los integrantes de pandillas que sean detenidos y procesados por sus actividades ilegales.
Ramírez Aguilar explicó que esta iniciativa surge debido a las constantes demandas de la población en esta zona de la frontera sur que colinda con Guatemala, convirtiendo el río Suchiate en el paso de cientos de Maras Salvatruchas, como un ejemplo de las bandas que ya operan en esta región.
Por tal motivo, dijo el líder cameral chiapaneco, la iniciativa presentada busca adicionar un artículo al Código Penal, para que se agrave el delito de pandillerismo en su modalidad trasnacional, que finalmente resulta ser el más peligroso porque están vinculadas a una diversidad de delitos, entre los que figuran el trasiego de drogas, secuestros y trata de blancas.
Es importante que las autoridades de los tres niveles de Gobierno, entiendan que no solamente se trata de incrementar más policías, armarlos y prepararlos para atajar la delincuencia, así como tampoco es suficiente la creación de más leyes o aumentarles el castigo a los infractores, sino que se trata también de que agentes del Ministerio Público y Jueces encargados aplicar la justicia, lo hagan con profesionalismo y alejados de la tentación de la corrupción, que es en la mayoría de las veces lo que provoca que los delincuentes detenidos, tarden más en entrar que en salir de la cárcel.
De poco o nada sirven entonces las leyes si no son aplicadas en su verdadera dimensión, apuntaladas por la honestidad de quienes les toca aplicarlas, siendo la mayoría de las veces este punto donde la ‘puerca tuerce el rabo’, por lo que se habrá de trabajar mucho también en la limpia de policías, agentes del Ministerio Público y Jueces que sean corruptos.
En otras cosas, sigue la parafernalia de la próximo elección del nuevo Presidente y Secretario General del Comité Estatal del PRI en Chiapas, para lo cual sacarán la respectiva convocatoria y será conforme a los estatutos, según lo dijo el actual inquilino del edificio de Santo Domingo en la capital chiapaneca.
Roberto Albores Gleason, jura y perjura que después del 12 de Agosto de este año, los priistas saldrán fortalecidos de su asamblea nacional, en la cual ya nadie duda será la ratificación de la unción del Senador comiteco, que va porque va.
Pendientes los priistas chiapanecos por lo que pudieran hacer los de la vieja guardia, cuyos generales fueron desconocidos y se convirtieron en la fracción rebelde del PRI en esta entidad; al grado que aumenta el rumor que los ‘Joseanistas’ van a seguir picando piedra para que se les haga justicia en el tricolor, so pena de que ‘tiren el arpa’ y se cambien de camiseta.
En Cacahoatán ya se soltaron los demonios y los ‘calientes’ a la alcaldía de la Villa de las Hortensias, se mueven buscando seguidores en donde existe un padrón electoral de 29 mil votantes, de los cuales hasta ahora solamente unos 17 mil cumplen con esa obligación. Ya les contaremos esa historia.