ALFIL NEGRO

924
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Cuando los Muertos Gritan y Nadie los Escucha

Golpe al Turismo Costeño
Oscar D. Ballinas Lezama

Un centenar de personas bloquearon ayer desde temprana hora, la carretera que conduce a Puerto Madero a la altura del desvío de ‘Cuatro Milpas’, impidiendo el paso de miles de personas, entre las que estuvieron más de 2 mil 700 turistas extranjeros que arribaron a Puerto Chiapas en el crucero holandés ‘Eurodam’.
Los damnificados por el sismo del pasado Septiembre en México siguen gritando en el desierto, por la falta de ayuda del Gobierno Federal que según los quejosos, no deja en claro qué ha hecho con los recursos del Fonden y las millonarias donaciones en Dólares que otros países, artistas y deportistas famosos enviaron a la administración de Enrique Peña Nieto, con la finalidad de que la hiciera llegar a los afectados por el fenómeno natural.
Aquí en Chiapas, un centenar de padres de familia de las escuelas de Puerto Madero, manifestaron estar cansados de las falsas promesas de la Federación, que sigue dándole vueltas al asunto de reestructurar los centros educativos dañados por el temblor de ‘septiembre negro’, lo que les está atrasando en las clases de sus hijos y lo peor de todo, es que no pueden utilizar esos inmuebles sin poner en riesgo la vida de cientos de niños de esa zona portuaria.
El caso es, que decenas de empresas locales que son beneficiadas con el poco turismo de ‘pisa y corre’, que con grandes esfuerzos y sin la ayuda de la Secretaría de Turismo de los tres órdenes de Gobierno, han logrado concertar con el turismo internacional, que Tapachula y otros municipios aledaños fueran considerados como lugares para ser visitados por los turistas extranjeros, creando así fuentes de trabajo para agencias de tours, transportistas, guías, restauranteros, artesanos, etcétera.
Alexander Fleck, propietario de ‘explora Caribe’, una de las empresas turísticas más prestigiadas en el Soconusco Chiapas, mencionó que ayer fue otro día triste para los soconusquenses, sobre todo para quienes se dedican a la ‘industria sin chimeneas’, que volvieron a ser olvidados por la Secretaría de Turismo y la misma Subsecretaría de Gobierno; quienes no metieron las manos en el asunto y dejaron que esa importante derrama económica se perdiera al cancelarse las operaciones en Puerto Chiapas.
Se presume que ahogado el niño se tratará de tapar el pozo y como ya es costumbre, todo mundo terminará ‘echándose la bolita’ y culpándose de su incapacidad y falta de voluntad para dar solución a problemas como el de ayer, que afectan duramente no sólo el bolsillo de la gente que trabaja con los cruceros que arriban vía Puerto Chiapas, sino que el desprestigio al turismo local es tremendamente devastador; según las empresas de tours, este tipo de problemas terminarán alejando a los pocos visitantes a esta zona fronteriza; tan olvidada y marginada por la Federación.
Por otro lado, el senador Zoé Robledo, dijo que a casi dos meses del terremoto que afectó a miles de familias chiapanecas, el titular de Sedesol, Luis Miranda, pretenda evadir su comparecencia ante el Senado de la República, para que explique la distribución de los recursos públicos para la reconstrucción.
El parlamentario chiapaneco explicó que Luis Miranda es el encargado en Chiapas de la reconstrucción, que está citado desde hace días y la Junta de Coordinación Política parece haber hecho un acuerdo para que el funcionario federal ya no asista; agregó que en esta entidad, según el censo de SEDATU, hay 58 mil 365 viviendas afectadas, así como 2 mil 173 escuelas dañadas parcialmente por el sismo, 194 edificios públicos, 462 iglesias, 658 comercios, 330 tramos carreteros y 68 puentes perjudicados por los temblores.
El Senado con sus 128 integrantes puede citar al Secretario de Desarrollo Social, sin la necesidad de esperar a “si el señor puede o no (llegar)”, argumentó un parlamentario tuxtleco, se calcula que en Chiapas y Oaxaca se requieren no menos de 6 mil 500 millones de Pesos para iniciar la reconstrucción de viviendas, escuelas y edificios públicos.