ALFIL NEGRO

449
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Meade-Melgar
Oscar D. Ballinas Lezama

El presidente Enrique Peña Nieto no negó la cruz de su parroquia y al puro estilo priista, dio a conocer un ‘destape anunciado’ que todo México lo vio desde el pasado mes de Agosto, cuando en su asamblea nacional el PRI hizo ‘los ajustes’ para quitar los candados y abrirle la puerta de par en par a José Antonio Meade Kuribreña, que ayer fue ungido a valores entendidos por el ‘Señor de Los Pinos’.
Luego de anunciar que aceptaba la renuncia del Secretario de Hacienda y Crédito Público, el Tlatoani nacional dio a conocer los enroques obligados en su gabinete, otorgándole la responsabilidad a José Antonio González Anaya, como relevo del presidenciable Meade Kuribreña, mientras que el espacio que se abrió en Pemex le encargo cubrirlo a Carlos Alberto Treviño.
Los analistas políticos no oficiales, coincidieron en que el enroque en el gabinete presidencial no fue más que el pretexto para poner bajo los reflectores al virtual candidato del PRI a la Presidencia de la República, al que Peña Nieto llenó de piropos al dar a conocer parte de su currículo de su ‘gallo’ para las elecciones del 2018, de quien afirmó, ‘tiene un gran amor por México’ y para terminar deseó “éxito al proyecto que había decidido Pepe’, como amistosamente le llamó a Meade, añadiendo que ‘era un hermoso día’.
Los medios de comunicación oficiales a través de sus conductores y reporteros se desvivieron en elogios al ungido presidencial, al que mencionaron como un candidato competitivo, sin mancha, puro, santo, diáfano, inmaculado, transparente, el Mesías del siglo XXI y le añadieron muchas virtudes más, que lo convirtieron en el aspirante perfecto; el único que puede ganarle las elecciones al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, cuya popularidad anda por las nubes.
Más tarde vendría la ‘estampida de los búfalos’, como en los buenos tiempos del PRI, los líderes de los sindicatos priistas juraron y perjuraron que estarán unidos a la candidatura de un hombre que no ha militado en ese partido, pero que tienen la esperanza que será un buen gobernante y levantará al PRI de la lona.
Tocará al pueblo mexicano analizar a los candidatos que buscarán llegar a Los Pinos, por lo pronto nadie puede negar que Andrés Manuel López Obrador está ya anotado en Morena, y que ayer le dieron de ‘alta’ en el PRI a Meade Kuribreña, quien ya había sido destapado por su entrañable amigo Luis Videgaray.
Fuera de los halagos innecesarios de la ‘borregada’, Meade Kuribreña es quizás el menos malo de los que aspiran serlo dentro del Partido Revolucionario Institucional, por lo que se espera una contienda interesante entre el aspirante oficial y el abanderado de los pobres, sin embargo, conociendo la forma en que se manejan las elecciones en México, lo más probable es que al ‘Santón de Macuspana’ le vuelvan a escamotear, si no, al tiempo.
Fuera del circo mediático al que nos han acostumbrado los gobiernos federales en turno (PRI-PAN), los chiapanecos que aspiran a ser candidatos a la gubernatura de este entidad, ‘ya deben estar midiéndole el agua a los camotes’ y analizando sus posibilidades de participación, porque les queda poco tiempo para obtener su boleto, si tomamos en cuenta que antes del 15 de Diciembre se definen las posibles alianzas partidistas.
Si los rumores que se pasean dentro de Los Pinos, en cuanto a que el dirigente del PRI nacional Enrique Reza, podría ser suplido por Eruviel Ávila; entonces Roberto Albores Gleason perdería su principal padrino, como ya perdió a Miguel Ángel Osorio Chong que declinó a la candidatura presidencial; aumentando las posibilidades de que el tapachulteco Luis Armando Melgar, quien conforma el equipo político de Meade Kuribreña, sea quien reciba la ‘joya de la corona’ como candidato oficial del PRI-PVEM.
Es claro que todo ello es, hasta ahora, especulaciones, conforme a los movimientos del ajedrez político nacional; no obstante, en Chiapas siguen formaditos: Luis Armando Melgar, Roberto Albores Gleason, Eduardo Ramírez Aguilar, Rutilio Escandón Cadenas y José Antonio Aguilar Bodegas. La cuenta regresiva está terminando; la primera semana de Diciembre será determinante para saber sus posiciones en el handicap político en la entidad.