ALFIL NEGRO

523
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Ahora es cuando chile verde, para darle sabor al caldo”. (Refrán Popular)

Desbandada de Tucanes
Oscar D. Ballinas Lezama

Multitudinaria asamblea ‘por la dignidad’, realizaron ayer al filo del mediodía las huestes del Partido Verde Ecologista de México en Chiapas ante los acontecimientos que tuvieron su origen en el centro del país, los que aseguran, vulneran el derecho de los chiapanecos a decidir su propio destino.
Ni duda cabe que los priistas dieron un ‘madruguete’ a los verdes ecologistas, quienes reordenan sus filas para salirse de un partido al que le entregaron ‘corazón y alma’, sin ponerse a pensar que su liderzuelo de marras a nivel nacional los traicionaría; no obstante de ser mayoría en Chiapas, los entregó al Partido Revolucionario Institucional, bien dicen que ‘nadie sabe para quién trabaja’.
Ayer domingo en la capital chiapaneca, las huestes esmeraldas demostraron su enojo y frustración, por tener un dirigente nacional tan blandengue, al que acusaron de no defender las causas de la democracia, que ha sido considerada una de las banderas del PVEM en Chiapas.
Al final, los aún dirigentes del Verde, dijeron: ”vamos hacer que la voz de los chiapanecos resuene en todo México, para que sepan que en Chiapas la dignidad de sus habitantes no es negociable, no se vende ni se alquila, ha llegado la hora de sacar la casta”, afirmaron.
El diputado comiteco, Eduardo Ramírez Aguilar, al parecer cometió un error que en la política mexicana, se presume que los que tienen el sartén por el mango, no lo perdonan y cobran con creces esa factura; ‘el jaguar’ tuvo la osadía de defender en la más alta tribuna chiapaneca, al magisterio que hace varios meses peleaba a brazo partido en contra de la reforma educativa, ese fue su pecado ante Aurelio Nuño, en ese entonces titular de la SEP y hoy Coordinador General de la campaña de Antonio Meade, candidato del PRI-PVEM a la Presidencia de la República.
Habrá que esperar en que termina este escándalo entre priistas y verdes ecologistas, que difícilmente podrán ganar las elecciones del 2018 si no van unidos; porque una cosa es que el candidato del PRI a la Gubernatura chiapaneca tenga el apoyo del dirigente nacional del Verde, y otra es que sólo le dejen el ‘cascaron’.
Difícil y casi una misión imposible será para Roberto Albores Gleason tratar de ganar las elecciones rumbo a la Gubernatura con la mayor parte de su militancia en franca rebeldía y parapetados ya en otra alianza; por si fuera poco, ahora sus ‘aliados verdes’ también se van para fortalecer al candidato de otro partido que consideren comulgue con sus ideas.
Por otro lado, el aspirante a la precandidatura de la alianza MORENA-PT-PES, Rutilio Escandón Cadenas, sigue caminando ‘pián pianito’; recién fue invitado por el Partido Encuentro Social cuya militancia y directiva, reconocieron el liderazgo del ex ‘Centinela de la casa de la justicia en Chiapas’.
La líder estatal del PES chiapaneco, Kalyanamaya de León, afirmó que con el Expresidente del STJE, se reordenará el movimiento de estructuras y se apuntalará la esperanza en Chiapas y México, bajo el liderazgo también de Andrés Manuel López Obrador.
Por su parte, el aspirante a la candidatura de esa alianza, expresó que Morena comparte el proyecto que tiene como principio básico el progreso y el desarrollo de Chiapas, ”venimos trabajando en toda la entidad chiapaneca, eso ha facilitado que la coalición MORENA-PT-PES, tenga la confianza de la sociedad entera del país; sí lo hacemos de manera comprometida, seria y responsable, pensando en el bien común, no hay duda que México tendrá un nuevo destino”.
Ante un auditorio repleto de simpatizantes, al grado que no cabía ni una aguja, Escandón Cadenas convocó a la unidad sin diferencias, aclarando que en esta gran transformación nos necesitamos todos, para encontrar una verdadera fraternidad que tanta falta nos hace como ciudadanos, señaló.
Finalmente, explicó que si se aplica esta filosofía, no hay duda que los recursos van alcanzar para que Chiapas pueda caminar por el progreso y el desarrollo.
En otras cosas, ya quedó listo otro precandidato a la gubernatura chiapaneca, al menos Jesús Alejo Orantes, ’el vaquero de la política’, asegura haber rebasado ya el tope de firmas que le piden las autoridades electorales, deben ser 8600 y al parecer el promotor de ‘La luz de los pobres’ ya reunió 16 mil firmas, dice.