OPINIÓN PÚBLICA

317
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¿Y los Donativos Para Reconstrucción?
Gonzalo Egremy

*Doloroso que el dinero donado para miles de personas afectadas por el terremoto del 7 de Septiembre y otros sismos, no aparezcan por ningún lado.

*En la región las protestas de padres de familias, cuyas escuelas de sus hijos fueron dañadas, aumenta; presuntos responsables son fideicomisos.

Los fuertes movimientos telúricos de septiembre del año pasado que afectaron varias regiones del país, empujó a la solidaridad de connacionales.
Al difundirse las imágenes de las casas y edificios destruidos, más otros muchos daños materiales y el dolor de la pérdida de vidas, organismos privados, nacionales e internacionales aportaron dinero para ayudar a los damnificados.
El Gobierno Federal a través del Fondo (de Ayuda) de Desastres Naturales, así como otras dependencias federales dieron a conocer por aquel mes de septiembre la ayuda oficial para restablecer sistemas de agua, electricidad, vías de comunicación dañadas, escuelas y demás infraestructura.
Sin embargo, al menos en esta región, como Cacahoatán, los padres de familia de varias escuelas afectadas, han salido a las calles a protestar porque hasta la fecha no les construyen los planteles y temen que sus hijos puedan ser víctimas de llegar a presentarse nuevos sismos.
Igual ocurre aquí en Tapachula, Tuzantán y Huixtla, en donde familias, cuyas viviendas fueron afectadas con los temblores no solo de Septiembre del año pasado, sino de Julio del 2014, han alzado la voz de que “la ayuda ofrecida para la reparación de las casas no les llegó”.
De acuerdo con la revista digital Revolución Trespuntocero: “El destino de millones de pesos en donativos a fondos privados para los damnificados de los sismos de septiembre en el país es incierto”, denunciaron investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), quienes rastrearon donaciones hechas a bancos, fideicomisos privados y organizaciones.
Además, puntualizaron que “no hay datos que permitan hacer una estimación total de lo donado, sobre la coordinación para ejercer los recursos ni transparencia respecto al destino”.
La investigación expone que “al menos se concentraron 2 mil 864.5 millones de pesos en instituciones bancarias, si se agregan las ‘multiplicaciones’ que se hicieron por pesos donados”.
También hay otros 2 mil 25 millones que recibieron organizaciones registradas ante el SAT como donatarias autorizadas.
“En general estas últimas carecen de reportes de cómo canalizaron la ayuda para atender los estragos de los sismos del 7 y del 19 de septiembre que afectaron a la Ciudad de México, Oaxaca y Morelos, principalmente”, de acuerdo con Reforma.
El estudio del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (Pirc) del CIDE, ejemplifica que en 5 de 10 instituciones que colectaron, no pudieron conocer el monto de lo recaudado.
“No tuvimos acceso a la información de cuántos recursos habían recaudado y la mayoría son para reconstrucción para atención de las emergencias”, expuso Liliana Veloz, directora técnica de la investigación.
La opacidad está en Scotiabank, Ayuda Santander, Intercam Banco, Multiva y HSBC, mientras que Banorte, Bancomer, Banamex, Banco Azteca e Inbursa sí cuentan con esta información.
Por tratarse de un desastre natural, el Gobierno Federal, a través del Consejo Nacional de Protección Civil, tiene la posibilidad de ejercer vigilancia sobre los fondos colectados por bancos según el Artículo 68 de la Ley General de Protección Civil.
“(Los donativos) serán deducibles para quien los dona, y, por otro lado, que podrán ser vigilados en su ejecución, con las acciones que determine el Consejo Nacional. Lo único que resta es ejercer dicha facultad”, dice el estudio.
Desde cualquier punto de vista, es lamentable y condenable que personas u organismos altruistas donen dinero para damnificados de desastres naturales, surjan los “vivillos” y se lleven millones de Pesos, pero es más indigno que las autoridades “honren” la impunidad, ¿no cree usted?//Salud.