OPINIÓN PÚBLICA

531
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy
Fraude de SEDATU En Viviendas

*El lucro ilícito con el erario, por la desgracia humana víctima de fenómenos naturales, no ha tenido límite entre muchos servidores públicos.
*Una vez más es descubierto que desde la SEDATU, saquearon millones de pesos, ahora con la construcción de viviendas en Arriaga.

Medio centenar de viviendas de la comunidad pesquería La Gloria, en Arriaga, colapsaron al paso del huracán “Bárbara” en el 2013.
La ayuda a los damnificados llegaría a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) que destinó un presupuesto de 9 millones de pesos.
El dinero serviría para la compra de un terreno y la edificación de 38 viviendas que fueron, prácticamente destruidas por aquel meteoro.
En investigación de la periodista Nayeli Roldán, de la revista digital Animal Político, da cuenta de lo que la Auditoría Superior de la Federación encontró en una auditoría que pidieron los damnificados “beneficiados” con las casitas que les entregaron hasta el 2016.
“La Secretaría de Desarrollo Urbano cumplió la promesa de construir 38 viviendas en la comunidad (La Gloria) de Arriaga, Chiapas para los damnificados del huracán Bárbara, ocurrido en 2013.
Pero los inmuebles ni siquiera fueron habitados debido a su mala construcción: tienen las trabes expuestas, aplanados inconclusos, losas fisuradas, baños sin fijación a la pared y carecen de red de alcantarillado y alumbrado, entre otras deficiencias.
Además, pagó (Sedatu) un sobrecosto de 2 millones 933 mil pesos por el predio en el que se construyeron las casas.
Mientras que el terreno llamado “Las Isabeles” tenía un valor de 107 mil pesos, la delegación estatal de la Sedatu erogó 3 millones 40 mil pesos, lo cual constituye un daño al erario, según determinó la Auditoría Superior de la Federación.
El proyecto de “Construcción de viviendas en la Pesquería La gloria, municipio de Arriaga en el estado de Chiapas”, que tuvo un presupuesto de 9 millones 245 mil pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), fue revisado en la auditoría 383-DE a petición de los habitantes de la comunidad, quienes denunciaron deficiencias en la construcción de las casas que les entregaron en diciembre de 2016 y consideraban que la zona en la que se hicieron las obras era de riesgo.
La desconfianza era tal que hasta mayo de 2017, de las 38 viviendas entregadas por la Sedatu, sólo 12 fueron ocupadas. Los damnificados afectados por el huracán prefirieron solventar sus necesidades de vivienda de cualquier forma antes que habitar esas casas.
La Auditoría acudió a la zona y al revisar el proceso de obra e inspeccionar físicamente las viviendas les dio la razón: “se comprobó la ejecución de trabajos de mala calidad, lo que confirma la falta de supervisión, vigilancia y control, no obstante que se pagó la totalidad del contrato adjudicado a una empresa de supervisión externa”.
Y efectivamente la zona de construcción era de riesgo debido a que el terreno donde se construyeron las viviendas “está constituido por arena de mar, material inestable y erosionable en presencia de agua”, según se lee en la auditoría que forma parte de la Cuenta Pública 2016.
Además, la SEDATU entregó las “viviendas sin tinacos, con lavabos en baños sin la fijación adecuada a la pared, sanitarios sin operar por la falta de conexión a la red de alcantarillado, con las puertas metálicas con desprendimiento de pintura, igual que en las paredes exteriores”.
Supuestamente, la dependencia pagó 445 mil pesos a una empresa para supervisar que la construcción cumplía con las especificaciones técnicas y ocuparan los materiales de buena calidad, pero no lo hizo y no fue sancionada por ello”, hasta aquí algunos párrafos de la nota de la reportera Nayeli Roldán.
Es más que lamentable que servidores públicos lucren con la desgracia humana, y hoy gocen, impunemente, de riquezas ilícitas, ¿no cree usted?.
BISBISEO
El que en alguna ocasión fuera dirigente de un sindicato “obrero” (CROC) y después regidor, en el Ayuntamiento Municipal que presidiera el hoy reconocido notario público, Norberto Antonio De Gyves Córdova, Amberlay Vázquez Gómez, se sacó la lotería sin comprar “cachito”, porque ayer tomó protesta como diputado local, supliendo al legislador plurinominal, José Rodulfo Muñoz Campero que solicitó licencia en busca de competir en los comicios del primero de julio//Salud.