ALFIL NEGRO

889
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

De Chivo los Tamales
Oscar D. Ballinas Lezama

Pérdidas millonarias vienen teniendo los productores de ganado en la Costa del Soconusco al ser víctimas de los ‘coyotes’ que les compran los semovientes a muy bajo precio para venderlos más caro, suponiendo que lo hacen con la ayuda de funcionarios y policías corruptos que operan en esta zona.
La denuncia la hicieron ganaderos de la frontera sur de México, quienes por temor a las represalias pidieron no revelar sus nombres, añadiendo que presuntamente la Gendarmería, Salubridad, Sagarpa, la Secretaría del Campo y otras autoridades federales, han creado una red de corrupción que no solamente les impiden vender su ganado, anteponiéndoles decenas de trabas burocráticas, sino que permiten la entrada de ganado de otras entidades, sin ponerles tantos obstáculos.
Explicaron que el Sistema de Identificación Nacional Individual de Ganado les pone muchas dificultades para obtener los aretes de las vacas y toretes, el fierro y las guías, sin las cuales no pueden trasladar o vender los semovientes a otros Estados de la República, ni siquiera de un municipio a otro; sin embargo, en forma extraña los ‘coyotes’ obtienen hasta 50 mil aretes y pueden mover las reses a donde quieran y sin problema alguno, argumentaron.
Afirmaron que cuando algún ganadero desesperado intenta vender su ganado sin aretarlo y sin guía, es detenido de inmediato en los retenes del Ejército o la Gendarmería, quienes los tratan como abigeos, no obstante demostrar con su fierro y registro ser los propietarios.
Mencionaron que por si fuera poco, presuntamente en los rastros del Soconusco reciben mucho ganado originario de Veracruz y Tabasco, que muchas veces viene infectado con brucelosis y tuberculosis, no obstante, en ningún retén son detenidos y las autoridades de salud tampoco hacen su chamba, realizando los ‘barridos’ (análisis) para detectar esas enfermedades que dañan la salud de los consumidores.
Denunciaron también que sus dirigentes de la Unión Ganadera de la Costa de Chiapas, que ahora preside Uriel Orozco, no ha servido ni para tiro de escopeta, debido a que nadie levanta la voz para inconformarse por tanta injusticia y actos de presunta corrupción, como sucedió con los más de 7 mil millones de Pesos que debieron entregarse a más de 17 mil ganaderos que fueron afectados por el huracán Stan en los tiempos de Vicente Fox y cuando desgobernaba Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía.
Al parecer, el Sátrapa de Soyaló cree que el pueblo chiapaneco no tiene memoria; ha regresado a pedir el voto para ser Senador independiente por esta entidad, qué cinismo y cara dura del ‘encantador de serpientes’, como le llama en su libro quien fuera su secretario de Seguridad, Mauricio Gándara.
Los ganaderos agregaron que otros 700 millones, que al parecer les fue autorizado por el Gobierno Federal para echar andar proyectos productivos en tiempos de otro gobernador acusado por los chiapanecos de dejar endeudado la administración estatal con más de 41 mil millones de Pesos, Juan Sabines Guerrero, fue un millonario recurso que tampoco recibieron, y consideran que el flamante Cónsul de México en Estados Unidos les hizo de ‘chivo los tamales’.
Finalmente, dieron a conocer que los ganaderos de Tuxtla Chico no quieren saber nada de los Exalcaldes de esa ‘tierra de Dios’, sobre todo de uno que los engañó con entregarles, en su administración, no menos de dos sacos de urea para abonar el pastizal del ganado, promesa que, si el exalcalde mentiroso vuelve a ganar la Presidencia, esperan que ahora sí cumpla con ese ofrecimiento pendiente.
Por cierto, allá por la tierra de los machetes la efervescencia electoral está en todo su apogeo; hay una ‘retajila de candidatos’ que quieren sacrificarse por los tuxtlachiquenses, entre ellos: Edy Morales (expresidente) Esaú Guzmán Morales (expresidente), Julio Gamboa Altúzar, Carmen de la Cruz y Edgar Galán, entre otros que integran la larga lista de ‘sacrificados’.
En Suchiate, ’el príncipe mandinga’ que hizo un pésimo papel como alcalde hace dos trienios, ya le tomó cariño a la presidencia de la ‘Tijuanita del sur’ y anda caliente por regresar; Sonia Eloína, regidora con licencia busca ganar las elecciones y tendrá que enfrentarse seriamente con el ‘ahijado’ de la Loba, quien por cierto, la gente del 24 Distrito local cuentan que la Alcaldesa con licencia, lleva buen paso y no va dejar pasar fácilmente al exsecretario del PRI estatal, el metapaneco Carlos Pano Becerra, quien tendrá que meter toda la carne al asador; ni asustarse ni rajarse.
Los cacahoatecos argumentan que Carlos Enrique Álvarez Morales, va repetir color y número; no ven entre sus adversarios quién pueda bajarlo del caballo; ni siquiera Jesús Castillo Milla, otro ex presidente municipal de la tierra de las hortensias que anda perdido en los colores de un partido que en ese municipio sigue sin levantar; lo mismo la pasa al Tamachi, quien al parecer sólo busca obtener votos suficientes para colarse como regidor. ¿Será?