ALFIL NEGRO

750
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Aguas con el Agua

Oscar D. Ballinas Lezama

Vestidos y alborotados se quedaron los organizadores del segundo debate entre los aspirantes a la Gubernatura chiapaneca, luego de que solamente asistieran José Antonio Aguilar Bodegas y Jesús Orantes, el pasado miércoles 20 del presente mes en la capital de esta entidad.
Mario Narváez David, vicepresidente nacional de la Coparmex, lamentó que tres de los candidatos al Gobierno de Chiapas no hayan acudido a la convocatoria, por lo que decidieron realizarlo con los dos que se atrevieron a ‘jalarle la cola al tigre’.
Como era de esperarse, Josean tuvo todo el tiempo necesario para dar a conocer sus propuestas y responder cada pregunta que los empresarios le hicieron; añadiendo que si tuviera que incluir en su gobierno a alguno de los actuales candidatos, al único que le abriría las puertas es al hombre del sombrero y el pañuelo, Jesús Orantes.
Para nadie es secreto que a nueve días de llevarse a cabo las elecciones en el país, los aspirantes a los diversos cargos de elección popular están terminando sus campañas a ‘tambor batiente’; lo único que empaña esta fiesta electoral son los asesinatos de candidatos y la guerra sucia a través de las redes sociales.
Será el domingo primero de Julio al concluir el conteo de votos en las casillas, cuando los mexicanos puedan enterarse de qué cuero salieron más correas.
En otras cosas, como reguero de pólvora está corriendo la presunta privatización del agua, lo que supuestamente se hizo hace pocos días aprovechando la distracción de los mexicanos con el circo del futbol y las elecciones, manifiestan algunos ciudadanos inconformes con las supuestas concesiones de las reservas del preciado líquido.
Pedro Moctezuma Barragán, integrante del grupo ‘Agua para todos’, declaró ante los medios de comunicación nacionales y locales, que en este año de Hidalgo, el Gobierno de Enrique Peña Nieto aprovechó la cortina de humo del año electoral y del balompié mundial para colocar el agua en un esquema de privatización.
A contrapelo de esas declaraciones, Roberto Ramírez de la Parra, director de Conagua, jura y perjura que no existe tal privatización, sino que es un proyecto establecido desde hace tres años con la finalidad de reservar las cuencas de agua, siendo los municipios quienes se encargan de administrar su abastecimiento.
Cuando el río suena es porque piedras lleva, así que de ser cierto que el actual Gobierno Federal ya privatizó el recurso hídrico, sólo faltaría darle la puntilla a los mexicanos privatizando el aire que respiran; porque con la privatización de la energía eléctrica y de los hidrocarburos, el bolsillo de la gente ya no da para pagar costos tan altos por las gasolinas y la luz.
Y extrañamente, hasta ahora ningún candidato se ‘ha dado cuenta’ de esta otra puñalada a la precaria economía de los mexicanos, tampoco los líderes sociales y la mayoría de la ciudadanía parece estar enterada de la presunta privatización del agua; quienes han leído o escuchado algo sobre este tema no dicen esta boca es mía y sus comentarios y análisis se centran en los partidos que tendrá la selección nacional de futbol. Aunque por otro lado, la llamada privatización del agua, consiste, según dicen los expertos, en el uso indiscriminado del vital líquido, con esto las cuencas que se privatizaron en algunas ciudades del país sirve para que se garantice que habrá agua en los próximos 50 años.
Comentando otros temas, el ‘Rey pelos de elote’ ‘reculó’ en su decisión inhumana para mantener separados a padres e hijos menores de los migrantes; la condena internacional obligó al xenofóbico y locuaz mandatario gringo a considerar que los menores enjaulados deben estar junto a sus padres; el problema es que fueron al menos unos dos mil menores los que detuvieron, secuestraron y metieron en jaulas en diversas ciudades norteamericanas, ahora no saben cómo identificarlos y prácticamente esos niños están perdidos.
Aumentan las quejas en contra de algunas empresas transnacionales que operan en Tapachula, ya que éstas venden su mercancía a crédito por medio de tarjetas, cobrando intereses leoninos que ni los prestamistas más ambiciosos lo han hecho. Por unas cuantas horas de no pagar a tiempo su crédito, un cliente de esas tiendas leoninas es obligado a pagar hasta el cien por ciento sobre la suma de su deuda.
La Profeco, ni por enterada se da y sigue siendo en esta región una institución que equivale a la ‘carabina de Ambrosio’, únicamente sirve para darle chamba a gente que no cumple con su obligación de velar porque los empresarios o comerciantes no abusen de la necesidad del cliente.